Se suman 2 mil maestros a paro nacional contra reforma educativa en Colima

COLIMA, Col. (apro).- Alrededor de 2 mil docentes y personal de apoyo a la educación en esta entidad, pertenecientes 200 escuelas aproximadamente, se unieron este día al paro nacional contra la reforma educativa.

El profesor Julián Contreras de la Rosa, miembro del equipo organizador del movimiento magisterial en Colima, dijo a Apro que de acuerdo con los reportes recibidos, fue confirmado el paro de labores en más de 200 planteles escolares.

Por su lado, la Secretaría de Educación afirmó a través de un comunicado de prensa que la suspensión de actividades se produjo en 155 escuelas federales, con la participación de mil 680 maestros y personal de apoyo, lo que dejó sin clases a más de 35 mil estudiantes en los diferentes niveles.

El titular de la dependencia, Armando Figueroa Delgado, destacó que el reporte recibido en la Dirección de Educación Básica de los planteles federales que suspendieron labores, fue de 35 centros de preescolar, 104 primarias, cuatro de educación especial y 12 secundarias.

En toda la entidad, según el funcionario, laboraron más de 8 mil trabajadores de la educación en las más de 900 escuelas de los tres niveles educativos.

Julián Contreras manifestó que el acto de protesta transcurrió sin incidentes, con excepción de la escuela Niños Héroes del municipio de Tecomán, donde la directora hostigó a los profesores en paro.

“Nunca se había dado un movimiento tan fuerte como el que se está dando ahora en Colima, con la incorporación de muchos compañeros que no participaban y hoy están despertando. Se están quitando el temor que antes tenían y les ejercía la dirigencia sindical o la parte oficial”, comentó.

Contreras se quejó de que el dirigente de la Sección 6 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Francisco Javier Pinto Torres, no ha apoyado el movimiento magisterial, ya que ha sido invitado a encabezar la lucha, pero no ha hecho caso con el argumento de que esas no son las formas.

“Al contrario –expuso el integrante del movimiento–, la autoridad sindical ha mandado gente a las escuelas a decir que somos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) o de una fracción partidista; incluso en algunas escuelas han dicho que si no están de acuerdo con la forma de luchar del SNTE, con 51 miembros pueden armar un sindicato, pero eso no es justo porque ellos son quienes deberían defendernos y asumir las responsabilidades que les compete, que es defender los derechos de los trabajadores de la educación”.

En las condiciones actuales, añadió, el movimiento magisterial está rebasando a los líderes sindicales en Colima, particularmente en el caso de la Sección 6, aunque ya se empezaron a incorporar a las protestas docentes de la Sección 39.

En relación con las autoridades educativas, Contreras indicó que un día antes del paro habló con el secretario de Educación en la entidad, Armando Figueroa Delgado, quien “dijo que no habría ningún problema en cuestión de hostigamiento de parte de la autoridad, que respetaba nuestras formas de lucha”.

No obstante, en el comunicado oficial el secretario de Educación advirtió que en cuanto a los docentes que decidieron suspender el servicio educativo, “los casos se atenderán conforme a la normatividad, siempre en estricto apego a la relación laboral”.

Informó que para el próximo sábado 27 a las cinco de la tarde, los profesores inconformes convocaron a una megamarcha familiar que partirá del parque de la Piedra Lisa al Jardín Libertad, donde habrá un festival artístico cultural.

Entre el pliego petitorio del movimiento magisterial se encuentran los siguientes puntos: “No a la evaluación punitiva, sí a la evaluación pedagógica formativa. Actualización docente con asesores preparados y de calidad. Equipamiento e infraestructura de calidad en todas las escuelas del país. Acompañamiento y tutoría a los docentes de nuevo ingreso. Secretario de educación académico, no político. Basificación, servicios médicos y prestaciones sociales a los maestros de contrato, así como transparencia y rendición de cuentas por parte de nuestra autoridad educativa”.

El secretario estatal de Educación aseveró que la dependencia es respetuosa de todas las manifestaciones de los trabajadores de la educación, pero hizo un llamado para que en las acciones que realicen se tome en cuenta el derecho de los niños y niñas a recibir educación.

De igual manera, expuso que el gobernador Mario Anguiano Moreno giró instrucciones para dar seguimiento a las inquietudes del magisterio y realizar las gestiones que correspondan a la Secretaría de Educación.

Y agregó que se seguirán buscando mecanismos para que los docentes no tengan ninguna afectación por las evaluaciones y respaldarlos plenamente para su óptimo desarrollo profesional, que se ha mostrado ya en el modelo implementado en el presente ciclo escolar y que se traducirá con toda seguridad en buenos resultados al término de este periodo escolar.