Renuncia obispo de Autlán acusado de encubrir a cura pederasta

Gonzalo Galván Castillo, exobispo de Autlán, Jalisco.
Foto: semanario.com.mx

MÉXICO, D.F. (apro).- El obispo mexicano de Autlán, Gonzalo Galván Castillo, señalado por encubrir a un cura pederasta, renunció a sus labores eclesiásticas, informó este jueves el Vaticano.

Galván, de 64 años, dimitió antes del tiempo canónico establecido de 75 años por razones de salud, de acuerdo con la agencia AFP.

La renuncia de monseñor Galván Castillo fue aceptada por el Papa Francisco de conformidad con el artículo 401.2 del Código de Derecho Canónico, informó hoy la Santa Sede mediante un comunicado.

Dicho artículo prevé la renuncia al oficio de obispo “si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñarlo”.

El caso de Galván Castillo estalló en 2009 cuando un joven de 24 años denunció al cura Horacio López, quien profesaba en la misma diócesis, por haber abusado de él cuando tenía 11 años. A pesar de la denuncia, el sacerdote sólo fue trasladado a otra parroquia donde siguió ejerciendo.

Galván Castillo nació en León, Guanajuato, el 10 de enero de 1951 y fue elegido obispo de Autlán el 26 de octubre 2004 por el Papa Juan Pablo II.

Durante su trayectoria ha sido rector del Templo Santo Domingo, provicario General, párroco de la Parroquia Divino Redentor y de la de San Maximiliano Kolbe. Además ha formado parte del Consejo de Asuntos Económicos, entre otros cargos.

Desde que el pasado 10 de junio el Papa autorizó la creación de un tribunal para juzgar por el delito de “abuso de poder” a los obispos que han encubierto a curas pedófilos, se han multiplicado las renuncias de obispos.

En febrero pasado a todos los obispos del mundo para que no encubran por ninguna razón los casos de pederastia, situación que afecta en distintos grados a la Iglesia en todo el mundo.