Cancela Peña su asistencia a muestras de Miguel Ángel y Da Vinci

La muestra "Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos".
Foto: Hugo Cruz

MÉXICO, D.F. (apro).- A partir de mañana, luego del acto de inauguración que se realizó hoy, las exposiciones Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos y Leonardo da Vinci y la idea de la belleza, compuestas principalmente por dibujos de esos dos grandes exponentes del Renacimiento, quedarán abiertas para el público en general.

El acto de apertura fue presidido por Rafael Tovar y de Teresa, titular del Conaculta, en representación del presidente Enrique Peña Nieto, quien originalmente iba a asistir a las muestras. Sin embargo, un comunicado de la Presidencia de la República, sin mayores comentarios, anunció esta tarde que se cancelaba la asistencia del jefe del Ejecutivo federal.

Al acto acudieron, además Alessando Busacca, embajador de Italia en México; María Cristina García Cepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, y Miguel Fernández Félix, director del máximo recinto cultural. El evento fue realizado en el vestíbulo del Palacio, repleto de público invitado.

En el caso de Leonardo da Vinci y la idea de la belleza, una muestra itinerante que previamente se exhibió en Virginia y Boston, Estados Unidos, estará en la Sala Diego Rivera del museo, e incluye 11 piezas originales y cuatro piezas de su círculo, mismas que reflejan la extraordinaria capacidad de observación y dibujo del artista que se denota en sus estudios sobre dinamismo y naturaleza.

El conjunto de obra exhibida proviene de la Biblioteca Real de Turín, antigua biblioteca de los reyes de Italia, que custodia los trabajos de Leonardo, y entre las piezas sobresalientes se encuentran Estudio para el ángel de La Virgen de las rocas(1483), uno de sus bocetos más preciados, El códice sobre el vuelo de las aves (1505), y El retrato de la joven.

Además, el público podrá adquirir una reedición en español del catálogo publicado por el Muscarelle Museum of Art de Virginia (que se puede adquirir en la tienda de libros del museo), y que incluye imágenes de las piezas presentadas en la muestra, un ensayo curatorial de John T. Spike, textos de los especialistas David Alan Brown y Paul Joannides, fichas de obras comentadas e imágenes de El códice sobre el vuelo de las aves completo.

También puede acceder al micro-sitio que creó el INBA para tener mayores informes sobre Leonardo da Vinci y la idea de la belleza: https://museopalaciodebellasartes.gob.mx/exposicion/da-vinci/

En el caso de la muestra Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos, se trata de 29 piezas de las cuales las centrales son varios bocetos y dibujos fechados entre 1508 y 1510 que sirvieron como preludio para las pinturas de la bóveda de la Capilla Sixtina.

A través de esta exposición se muestra obra inacabada del artista, como lo es la escultura David-Apollo, una obra que no desmerece en nada con su famoso David, debido a que Miguel Ángel se dio cuenta de que el mármol tenía una vena negra que recorría el rostro de la escultura, y que decidió interrumpir por ese motivo. Fue olvidada en el jardín de la persona que se la encargó, y el artista se dedicó a elaborar una muy parecida, actualmente en una iglesia de Roma, según destacó previamente Francesco Buranelli, exdirector de los Museos Vaticanos.

La pieza la concluyó posteriormente un escultor anónimo y, aunque no se sabe qué porcentaje corresponde a Miguel Ángel, se le atribuye a él por los detalles del rostro.

Ahí también se muestran obras con influencia de Miguel Ángel como el San Sebastián de Xochimilco de la Parroquia de Bernardino de Siena, una obra documentada a fines del siglo XVI. Es una escultura a la que se le adjudicaban curaciones milagrosas y un ejemplo de la influencia muy temprana de Miguel Ángel en México, así como el Martirio de San Ponciano de Baltasar de Echave Orio, uno de los primeros pintores novohispanos de influencia italiana, sobre todo de Miguel Ángel, patente en las anatomías expuestas en sus cuadros, acorde a Luis Javier Cuesta, otro de los curadores de la muestra.

Las obras expuestas provienen de la Casa Buonarroti, Galleria degli Uffizi, Museo Nazionale del Bargello, Musei Capitolini, Museo di Roma, Museo Nacional de Arte, Museo Nacional de San Carlos, Parroquia de San Bernardino de Siena (Xochimilco), Museo de Arte Religioso Ex Convento de Santa Mónica, Biblioteca Francisco Xavier Clavijero y el Archivo General de la Nación (AGN).