Legalizan matrimonios gay en Estados Unidos

Una pareja celebra en San Francisco.
Foto: AP

WASHINGTON (apro).- En un hecho histórico y sin precedentes, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en los 50 estados de la Unión Americana, incluidos aquellos en los que estaba prohibido.

En un fallo dividido –cinco ministros votaron a favor y cuatro en contra– se estableció que la Constitución Política de los Estados Unidos deberá permitir que puedan casarse por el civil las personas del mismo sexo, sin importar el lugar donde se encuentren, siempre y cuando sea dentro de la jurisdicción territorial estadunidense.

Con esta decisión, la CSJ dejó en claro que constitucionalmente heterosexuales y homosexuales tienen el derecho de casarse ante las leyes civiles y ser reconocidos legalmente como matrimonio.

“Bajo lo establecido en la Constitución, las parejas del mismo sexo que quieren casarse tienen el mismo trato legal que las parejas de sexo opuesto”, señaló el juez Anthony Kennedy, en nombre de los cinco jueces que avalaron el cambio histórico.

En las distintas ciudades de los 50 estados de la Unión Americana, los estadunidenses que integran a la comunidad homosexual salieron a festejar el fallo de la CSJ. Algunos líderes de la comunidad homosexual calificaron de victoria social a la decisión del magistrado supremo

Sin embargo, no descartaron que dicha resolución podría desencadenar acciones homofóbicas en lo inmediato, aunque estimaron que el nuevo marco legal ayudaría a aminorar esos efectos.

En el país todavía hay estados y ciudades que consideran ilegal el matrimonio entre personas del mismo sexo. El nuevo ordenamiento deja sin efecto las legislaciones secundarias, con lo que una pareja del mismo sexo podrá casarse civilmente bajo la ley con los mismos derechos que tiene un matrimonio de heterosexuales.

“La Suprema Corte reconoció que la Constitución garantiza la equidad en el matrimonio; reafirmó que todos los estadunidenses tienen el mismo derecho de gozar de la protección de la ley, que toda la gente debe ser tratada de la misma manera sin importar quienes son a quienes aman”, dijo el presidente Barack Obama en su primera reacción al fallo de la CSJ.

Kennedy, Ruth Bader Ginsburg, Stephen G. Brayer, Sonia Sotomayor y Elena Keagan fueron los cinco jueces de la CSJ que hicieron realidad el sueño de la comunidad homosexual de los estadunidenses. En cambio, John G. Roberts, presidente de la Corte, Antonin Scalia, Clarence Thomas y Samuel A. Aliton fueron los cuatro jueces que se opusieron a la legalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo. Estos cuatro magistrados están abiertamente reconocidos como el ala conservadora de la CSJ, que comulga en este tipo de ideas con el partido republicano.

“El fallo fortalecerá a todas nuestras comunidades al ofrecerle a todas las parejas que se aman y que son del mismo sexo, la dignidad del matrimonio a lo largo de esta gran tierra”, enfatizo Obama.

La legalización nacional del matrimonio entre homosexuales, se espera que sea un tema candente en el debate político con miras a la elección presidencial de noviembre de 2016.

Actualmente, los 13 aspirantes a la nominación presidencial por el partido republicano se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo; por el lado de los demócratas, Hillary Rodham Clinton apoya la unión.