Hallan degollado a periodista, en Guanajuato

GUANAJUATO, Gto. (apro).-  El periodista de la revista El Tábano, Gerardo Nieto Álvarez, fue encontrado degollado en su oficina ubicada en un centro comercial cercano a la central de autobuses del municipio de Comonfort.

Carlos Zamarripa Aguirre, procurador general de Justicia del estado, descartó de entrada que el crimen esté vinculado con la actividad periodística de la víctima. Reveló que Nieto Álvarez bebió con algunos conocidos en su oficina, con quienes habría tenido una discusión.

Incluso, dijo que se tienen identificadas con nombre y apellido a tres sujetos que estuvieron con el periodista en las horas previas a su muerte y que ya fueron llamadas a declarar.

La hija del periodista halló el cuerpo de su padre sentado en una silla dentro del local en la plaza comercial Nuevo Siglo, poco después de las ocho de la mañana de este viernes.

El reporte de la Policía Municipal señala que preventivos que circulaban en una patrulla por la calle Magisterio, donde se ubica el centro comercial, vieron salir corriendo del lugar a una joven que les gritó pidiéndoles ayuda para que fueran a ver a su papá y llamaran a una ambulancia.

Cuando los uniformados ingresaron, encontraron el cuerpo del periodista, de 59 años, con un corte profundo en el cuello. Su cabeza estaba casi desprendida, según confirmaron la Policía Municipal y peritos de la Procuraduría de Justicia.

El procurador Zamarripa descartó el robo de alguna pertenencia de Nieto Álvarez. En el lugar hallaron varios objetos cortantes con los que el o los responsables pudieron haber degollado a la víctima.

A la oficina del periodista acudió el subprocurador Armando Amaro Vallejo para revisar las primeras indagatorias.

Gerardo Nieto Álvarez, conocido como El Diablo, publicaba periódicamente una revista El Tábano, voces independientes del Río Laja, el único impreso local del municipio de Comonfort. Su contenido eran reportes sobre asuntos de problemática social, inseguridad y particularmente la “grilla” política.

Aunque no mantenía una periodicidad quincenal o semanal, durante el pasado proceso electoral se publicaron por lo menos tres ediciones dedicadas a las campañas y el panorama de las elecciones.

El presidente municipal Pablo López Portillo se negó a hablar sobre este asesinato, pues dijo que “no es de su competencia”, sino del Ministerio Público.

En un comunicado, la Procuraduría de Derechos Humanos del estado lamentó el homicidio del periodista e informó que inició de oficio el expediente 105/2015-C.

“La Oficina del ombudsman exhorta a las autoridades estatales y municipales investigar a profundidad la muerte del comunicador, identificar los móviles y actuar en consecuencia”, afirmó.

El organismo agregó que “la privación de la vida es un hecho condenable en cualquier circunstancia y en el caso en particular, nos encontramos en la condición profesional de un periodista, cuya labor simboliza uno de los grandes valores de nuestra democracia como es la libre expresión de las ideas”.

Miguel Márquez Márquez, gobernador del estado, dijo que esperará los avances de la investigación para luego hacer emitir una posición sobre el móvil del asesinato.