Protesta docente deriva en quema de alcaldía de Ocosingo

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis. (apro).- A nueve meses de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, maestros y campesinos indígenas de diversas organizaciones sociales marcharon este viernes y, al finalizar la protesta, un grupo de encapuchados quemó la presidencia municipal de Ocosingo en repudio del alcalde Octavio Albores Cruz.

La quema del inmueble, justificaron los inconformes, fue en protesta por la “represión” del domingo 7, cuando fueron detenidas 12 personas luego de prenderle fuego a una casilla electoral.

El hecho se registró alrededor de las diez de la mañana, luego de una marcha en la que participaron más de mil profesores para exigir la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre en Iguala.

Los mentores, acompañados de integrantes de organizaciones sociales y estudiantes, reaccionaron de esa forma debido a la represión del pasado 7 de junio, cuando fueron detenidas 12 personas, quienes ya fueron liberadas, luego de quemar una casilla instalada para la elección a diputados federales.

La quema del inmueble ocurrió después de que salieran algunos trabajadores, por lo que no se reportan personas lesionadas.

Al conocer los hechos, el gobierno de Manuel Velasco reprobó los “actos vandálicos”.

“Quienes actuaron con violencia e intentaron incendiar la presidencia municipal serán llevados ante la ley”, advirtió el secretario general de Gobierno, Juan Carlos Gómez.

Según Gómez Aranda, un grupo de manifestantes intentó quemar el edificio de la presidencia municipal, logrando causar cuantiosos daños, pero sin lograr su objetivo, por la oportuna intervención de personal de Protección Civil.

Asimismo, el responsable de la política interna de Chiapas aseguró que las personas que actuaron con violencia e intentaron incendiar la presidencia municipal serán llevadas ante la ley, por lo que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ya está integrando las averiguaciones previas para proceder en consecuencia.

Luego indicó que en la entidad existen los canales para exponer cualquier inconformidad y que el gobierno del estado siempre será respetuoso del derecho que tienen las personas y las organizaciones de manifestarse, “en un marco de respeto a las leyes que nos rigen y a la sociedad”, por lo que consideró inaceptable los hechos ocurridos.