Cuatro ejecutados y tres heridos en ataques de sicarios en las últimas 24 horas en Guanajuato

GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).- Al menos cuatro personas fueron acribilladas en Villagrán, Juventino Rosas y León entre la noche el viernes y la mañana del sábado. En todos los casos, los asesinatos fueron cometidos por hombres armados a bordo de vehículos que interceptaron a las víctimas o llegaron hasta donde se encontraban, les dispararon y huyeron.

De estos ataques otras tres personas resultaron heridas y se encuentran hospitalizadas.

Las dos primeras víctimas fueron dos hombres que se encontraban a bordo de una camioneta sin placas en la colonia 18 de Marzo, en el municipio de Villagrán, al sur del estado, alrededor de las 19 horas del viernes.

Al detenerse e intercambiar algunas palabras con un hombre que se encontraba en la calle Venustiano Carranza, desde otro vehículo se les emparejaron y les comenzaron a disparar.

Los ocupantes de la camioneta arrancaron, pero unos metros adelante chocaron contra una casa; salieron del vehículo y corrieron para ponerse a salvo, pero no lo lograron y murieron acribillados.

Apenas estaban arribando los elementos de las corporaciones y el Ministerio Público, cuando se reportó otro homicidio cometido en circunstancias similares, en la colonia Renacimiento.

Un hombre que conducía una Suburban fue alcanzado por otro vehículo con hombres armados, desde donde le dispararon y lo hirieron, provocado que chocara contra otro automóvil y posteriormente se estrelló también contra una vivienda.

También la noche del viernes, en Juventino Rosas, otro hombre que circulaba en una camioneta color arena fue acribillado desde otro vehículo que lo alcanzó, en el que venían varios sujetos a bordo que hicieron varios disparos.

Esto ocurrió en la calle Abasolo, en la colonia Velasco Ibarra de la cabecera municipal, cerca de las 9 de la noche.

En la mañana del sábado, otro ataque de características similares se registró en una fonda de la ciudad de León, sobre el boulevard Mariano Escobedo, a donde ingresaron dos hombres que llegaron hasta el lugar en una camioneta Voyager blanca con placas del Estado de México con armas de fuego.

Los presuntos sicarios se dirigieron a una mesa donde se encontraban comiendo tres personas del sexo masculino y los rafaguearon.

La víctima mortal fue identificada como David Rubio, de 40 años de edad, quien falleció mientras era trasladado a un hospital particular. Quedaron lesionados Armando Cabrera, de 25 años, y Jorge Antonio Bravo, quienes recibieron disparos en distintas partes del cuerpo.