Se rebela procurador texano contra la Corte de EU; ordena negar licencias a bodas gay

JIm Obergefell, principal demandante en el caso de la legalización de las bodas gay.
Foto: AP/Erick Gay

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx) El procurador general de Texas, Ken Paxton autorizó este lunes a funcionarios de los condados, prohibir la emisión de licencias de matrimonio gay con base en argumentos religiosos.

Aunque advirtió que se espera que lleguen numerosas demandas en contra de los funcionarios que se nieguen a expedir licencias de matrimonio, Paxton aseguró que se cuenta con un gran número de abogados que están listos para ayudar a los empleados que defiendan sus creencias religiosas.

De acuerdo con el procurador texano, las libertades religiosas de los funcionarios “permanecen constitucionalmente protegidas” después del fallo de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos, que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El pronunciamiento de Paxton se debió a la petición que le hizo el vicegobernador de Texas, Dan Patrick, un duro opositor contra el matrimonio gay, para que fijara una postura sobre el tema para los empleados estatales.

Además el Procurador calificó el fallo como “defectuoso”, ya que coloca a las personas religiosas en un dilema entre seguir su fe o la Constitución de Estados Unidos.

“El viernes, la Suprema Corte de Estados Unidos ignoró de nuevo el texto y el espíritu de la Constitución para fabricar un derecho que simplemente no existe”, señaló Paxton en un comunicado.

Las opiniones del Procurador texano son consideradas legalmente concluyentes a pesar de que no tienen carácter vinculante.

“El alcance del dictamen de la Corte se detiene en la puerta de la Primera Enmienda y nuestras leyes que protegen la libertad religiosa”, aseguró Paxton.

El viernes, la Suprema Corte de Estados Unidos, determinó inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en los 50 estados.