Familiares de médicos desaparecidos en Guerrero rechazan versión oficial

Pueblo de Santa Bárbara.
Foto: Facebook

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- A pesar de que las pruebas genéticas forenses resultaron positivas, familiares de los tres médicos y del abogado de la Secretaría de Salud desaparecidos desde el pasado viernes 19, dudan de la versión oficial sobre los cadáveres hallados cerca del poblado de Santa Bárbara, en las inmediaciones de este municipio.

Ayer, el fiscal Miguel Ángel Godínez Muñoz confirmó que, de acuerdo con las pruebas de genética forense realizadas por la Dirección de Servicios Periciales, se trata de Raymundo Tepeque Cuevas, Marvin Hernández Ortega, José Osvaldo Ortega Saucedo y Julio César Mejía Salgado.

No obstante, familiares de los desaparecidos rechazaron la versión de la FGE y acusaron a Godínez Muñoz de actuar de manera negligente en el caso.

Además, pidieron que la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga las investigaciones y demandaron que las autoridades no suspendan los operativos de búsqueda de los cuatro trabajadores de la Jurisdicción sanitaria 07 con sede en Acapulco.

La mañana de ayer, la FEG señaló que el titular de esa dependencia sostuvo un encuentro con familiares de las cuatro personas presuntamente asesinadas, a quienes les informó de los resultados de la investigación.

En el encuentro, los familiares fueron notificados que dentro de la averiguación previa BRA/SC/04/1769/2015, que está relacionada con el hallazgo de cuatro cuerpos del sexo masculino cerca del poblado de Santa Barbará, se les tomaron muestras biológicas para establecer su perfil genético, al igual que a familiares directos de los tres médicos desaparecidos y el abogado.

De acuerdo con el dictamen de genética forense, los resultados corresponden con el perfil genético obtenido de las muestras tomadas a los familiares.

La FGE agregó que ese resultado se contrastará con los dictámenes que emitan las dependencias federales en materia de genética forense, e informó que está a la espera de los resultados de las pruebas periciales practicadas a los cuerpos en materia de odontología forense, antropología forense y dactiloscopia.

Los familiares no aceptaron los resultados que les presentó la FGE y solicitaron una reunión con el gobernador provisional Rogelio Ortega Martínez en el puerto de Acapulco.

Durante el encuentro, demandaron la creación de una fiscalía especial para el caso de los cuatro profesionistas desaparecidos, y exigieron la destitución de Miguel Ángel Godínez.

Carlos Mejía Salgado, hermano de uno de los desaparecidos, calificó como “apresurada” la respuesta del fiscal al emitir los resultados de la prueba de ADN, y aseguró que se pretende dar “carpetazo” al caso.

Señaló, asimismo, que el mandatario estatal se comprometió a seguir la búsqueda de los cuatro profesionistas desaparecidos y buscar apoyo de la Federación.