Cuba y EU reabrirán sus embajadas a finales de julio

Un cubano celebra la decisión de Obama.
Foto: AP

WASHINGTON (apro).- Funcionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Estado adelantaron a medios de comunicación que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciarán este miércoles, en esta capital y en La Habana, respectivamente, la reapertura de sus embajadas.

Los funcionarios indicaron que finalmente los gobiernos de Estados Unidos y Cuba llegaron a un acuerdo para reabrir sus sedes diplomáticas, como parte de la estrategia bilateral de restablecer las relaciones entre los dos países.

En esta capital, los funcionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Estado indicaron que aunque todavía no están bien definidos los planes, se prevé que para la reapertura de la embajada de Estados Unidos en Cuba, sea el secretario de Estado, John Kerry, quien encabece la histórica ceremonia.

Después de más de cinco décadas sin relaciones diplomáticas, la reapertura de la embajada de Cuba en Washington podría ser uno de los legados más importantes en política exterior del presidente Obama y de su homólogo cubano Raúl Castro.

Como parte del restablecimiento de esas relaciones, Obama anunció el año pasado la eliminación de algunas restricciones impuestas a la isla desde 1959, cuando Fidel Castro asumió la presidencia cubana con su revolución.

Bajo la nueva visión de Obama y el reencuentro diplomático entre Estados Unidos y la Habana, los estadunidenses tienen ahora mayor apertura para acercarse al pueblo cubano.

Al mismo tiempo, el Departamento del Tesoro eliminó muchas de las limitaciones que había impuesto a la comunidad cubano-estadunidense para el envío de remesas a la isla y para la realización de viajes, tanto de turismo como de interés familiar a Cuba, entre otras medidas.

Las reacciones del anuncio de la reapertura de las embajadas no se hicieron esperar entre legisladores que mantienen la posición de aislar a Cuba como parte del embargo económico impuesto al país hace más de 50 años, sin que la medida diera los resultados para los que presuntamente fue creada por el Congreso federal estadunidense.

“La apertura de una embajada de Estados Unidos en Cuba no ayuda a la causa de la libertad ni de la democracia para el pueblo cubano”, declaró la representante republicana federal por el estado de Florida, Ileana Ros-Letinen, de origen cubano.

Y, mientras, en la capital estadunidense persiste el rumor de que antes de que concluya su segundo mandato, el 20 de enero de 2017, el presidente Obama realizaría una visita de Estado a Cuba, como parte de su interés por demostrar que el último bastión de la Guerra Fría –el rompimiento de relaciones con la isla caribeña– debe ser parte del pasado histórico y no un pendiente sin justificación en la diplomacia de la Unión Americana.

Los funcionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Estado no dieron una fecha específica para la reapertura de las embajadas, pero dejaron en claro que eso ocurriría a finales de julio próximo.