Argentina fulmina 6-1 a Paraguay; el sábado, la final contra Chile

Los jugadores de Argentina celebran su triunfo contra Paraguay.
Foto: AP

MÉXICO, D.F. (apro).- Argentina goleó 6-1 a un indefenso Paraguay, resultado con el que disputará el próximo sábado la final de la Copa América frente al anfitrión Chile en el estadio Nacional.

Ese día, los argentinos buscarán su título número 15 en la historia de la Copa América, mientras que los chilenos irán por su primer campeonato.

En el disparejo encuentro que registró la mayor goleada de la presente edición de la Copa América, el mejor jugador del mundo, Lionel Messi, aportó su talento en la cancha. Sin embargo, se retiró del juego sin anotar gol.

Para desconsuelo de los paraguayos, un par de lesiones cuando se disputaban los primeros minutos de la contienda condicionaron el desarrollo del juego: Derlis González y Roque Santa Cruz –delantero de Cruz Azul– tuvieron que ser sustituidos por lesiones.

El primer gol de los argentinos llegó al minuto 14 de los botines de Marco Rojo, quien definió en el manchón penal el tiro libre ejecutado por Messi.

Doce minutos después, Javier Pastore, de gran actuación, clavó con la derecha el segundo tanto de la albiceleste, de nueva cuenta tras un servicio de Messi.

Lucas Barrios, quien sustituyó a Santa Cruz, descontó por los paraguayos a los 42 minutos con un violento remate al filo del área grande, tras un yerro en la salida de los argentinos.

Por un momento, los paraguayos se metieron al partido en la lucha por el boleto a la final. Empero, Argentina salió en su mejor tarde y, a golpe de contundencia, sentenció rápidamente el juego.

Al comienzo de la segunda parte, Ángel di María devolvió la tranquilidad a los argentinos. El delantero llegó solo al área rival para vencer al portero Justo Villar al minuto 46.

Di María volvió a marcar al minuto 52 para sentenciar el pase a la final de los argentinos. Esta vez el larguirucho delantero aprovechó un rebote del guardameta tras el remate de Pastore.

Con un Paraguay rendido a su suerte, Sergio Agüero dio un testarazo colocado al ángulo y marcó el quinto gol al minuto 79. Luego, su reemplazo, Gonzalo Higuaín estableció el definitivo 6-1 con un violento remate de zurda.