Quiere Navarrete que el PRD sea la tercera fuerza política en el país

Carlos Navarrete, presidente nacional del PRD.
Foto: Víctor Hugo Rojas

MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, reveló que se ha reunido con gobernadores perredistas y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, quien no está afiliado al partido, para evaluar los resultados electorales obtenidos el domingo 7.

En rueda de prensa, confirmó que el 25 y 26 de julio el PRD realizará su Consejo Nacional, una vez que transcurra la elección de Chiapas, prevista para el domingo 19 del mismo mes.

“Ha habido un par de reuniones con el jefe de la ciudad para ver lo del DF. Ha habido reuniones de las expresiones nacionales para evaluar el resultado y está en marcha la convocatoria para llevar a cabo el Consejo Nacional”, admitió Navarrete.

Luego indicó que preparan el documento de evaluación de la elección y las medidas que deberá aprobar su Consejo, “para relanzar al PRD en el terreno electoral y político y las medidas internas de reorganización del partido”, señaló.

Navarrete reconoció que la intención es apuntalar al partido como la tercera fuerza política a escala nacional y como primera fuerza de izquierda, “con sus triunfos y sus tropiezos que tuvo el 7 de junio pasado”.

En otro asunto, comentó que el PRI ha entrado en alerta respecto de los candidatos independientes tras los triunfos de éstos en Nuevo León, Jalisco, Michoacán y Sonora, entre otros, y advirtió que los priistas tienen en marcha un plan para obstaculizar esa figura ciudadana.

“Prueba de ello es la reforma que acaba de aprobarse en Chihuahua, poniéndole diques y obstáculos a las candidaturas independientes”, resaltó Navarrete.

Además, consideró que no se debe cerrar el paso a esta nueva forma de elegir a los gobernantes, pues con la reforma electoral aprobada por todos los partidos políticos cualquier ciudadano puede registrar su candidatura a un cargo de elección popular, incluyendo la Presidencia de la República.

“El PRD no comparte esa posición del PRI. Que un candidato independiente pudo haber militado en un partido, es su derecho. Que se haya separado de ese partido, es su derecho. Que quiera jugar por la vía independiente es su derecho, la ley lo permite. Por lo tanto, es ominoso lo que pasó en Chihuahua, una reforma impulsada por el PRI por cierto. Están espantados”, subrayó.