Reaprehenden a “El Menchito” tras salir de prisión

Rubén Oseguera González "El Menchito", hijo del jefe del CJNG, Nemesio Oseguera Cervantes.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- Por “pruebas insuficientes y faltas al debido proceso” a la PGR se le cayó el caso por delincuencia organizada y lavado de dinero emprendido contra Rubén Oseguera González, El Menchito, hijo de Nemesio Oseguera, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), quien este día fue puesto en libertad y detenido nuevamente después de estar preso una semana en el penal mexiquense del Altiplano.

Luego del segundo intento infructuoso de la PGR por mantener en prisión a quien cataloga como el segundo al mando del CJNG, la dependencia solicitó una nueva orden de detención por el delito de desaparición y/o secuestro cometido en contra de dos personas en el estado de Michoacán.

El Ministerio Público Federal cuenta con 48 horas para determinar la situación jurídica de El Menchito, plazo que se puede duplicar si los fiscales alegan que se trata de un caso de delincuencia organizada.

Así, Rubén Oseguera fue retenido por tercera ocasión en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto y trasladado a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en la Ciudad de México, en cumplimiento de una orden de localización y presentación librada por el agente del MP Federal.

Oseguera González, de 25 años, fue detenido en 2014 acusado de los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, contra la salud y uso de recursos de procedencia ilícita, pero fue liberado por un juez el pasado 1 de enero.

Tras la muerte de Ignacio Coronel Villarreal, abatido en Zapopan, Jalisco, el 29 de julio de 2010 durante un enfrentamiento con el Ejército, al padre de El Menchito le correspondió recomponer parte del Cártel de Sinaloa en la entidad y por ello fundó el CJNG, con el fin de combatir la presencia de Los Zetas en suelo jalisciense.

De acuerdo con el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, tras dejar la prisión El Menchito se reintegró al CJNG como presunto coordinador del tráfico de drogas hacia Estado Unidos, así como del robo y venta de hidrocarburos.

Después de seis meses en libertad, El Menchito fue recapturado el pasado 23 de junio mientras circulaba a bordo de un vehículo en el que iba acompañado de su cuñado, Julio Alberto Castillo.

El segundo al mando del CJNG presentaba señales de haberse hecho recientemente una operación quirúrgica en la nariz.

Rubido explicó que El Menchito se manejaba con un bajo perfil, por lo que al momento de su detención no contaba con escoltas. Incluso, en el operativo no se realizó un solo disparo.

La captura se realizó en el marco de la Operación Jalisco, iniciada el pasado 1 de mayo, día en que agentes federales fueron emboscados por integrantes de aquella organización delictiva.

El Menchito se le acusa de ser el cerebro financiero del cártel y de ordenar ejecuciones de integrantes de grupos antagónicos, el problema, es que la juez Nadia Villanueva Vázquez, del Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, con residencia en Toluca, ordenó la liberación de Oseguera González y Castillo Rodríguez por falta de pruebas.

Sin embargo, al dejar las instalaciones del penal de máxima seguridad de El Altiplano, en el Estado de México, El Menchito fue detenido por tercera ocasión, ahora, acusado del delito de secuestro y desaparición de dos personas.

La autoridad judicial destacó que existió una intromisión ilegal al domicilio de los indiciados por parte de la Policía Federal a fin de lograr su detención. Además, los inculpados fueron puestos a disposición de un agente del MP de la Federación horas después, por lo que no fueron debidamente asistidos de manera inmediata por un defensor.

En lo que se refiere al delito de delincuencia organizada, se acreditó la existencia de la organización criminal denominada Cártel de Jalisco Nueva Generación, sin embargo, la PGR no acreditó siquiera indiciariamente la vinculación de los inculpados a esa organización delictiva, por lo que hubo una insuficiencia y deficiencia probatoria.

El CJNG ha sido considerado por autoridades de México y Estados Unidos como una de las principales organizaciones criminales del narcotráfico. En México se le ubica como uno de los principales grupos traficantes de metanfetaminas y/o drogas sintéticas con influencia en los municipios michoacanos de Tepalcatepec, Coalcomán, Coahuayana y Aquila.

El último enfrentamiento protagonizado por esta organización en contra de fuerzas federales fue precisamente en el marco de la Operación Jalisco, cuando siete soldados perdieron la vida tras el derribo de un helicóptero militar.