Acusan a fiscal de Veracruz de frenar inclusión de desaparecidos en programa de la PGR

Familiares de desaparecidos exigen la renuncia de Duarte en Veracruz.
Foto: Rubén Espinosa

Xalapa, Ver., (apro).- Integrantes del Colectivo por la Paz Xalapa acusaron a la Fiscalía General del Estado (FGE) de tardar tres años en “remitir” a la Procuraduría General de las República (PGR) los casos de 14 personas desaparecidos en la entidad para su inclusión en el sistema de recompensas.

A nombre del grupo, Carlos Saldaña Grajales, padre de Karla Nayely y Jesús Alberto Saldaña, desaparecidos en noviembre del 2011 en la capital del Estado, denunció que la Fiscalía “aletarga” y “entrampa” los expedientes antes de turnarlos a la PGR.

Sostuvo que la FGE de Veracruz “incumplió” con la promesa de buscar a las personas “levantadas”, “secuestradas” y de todas aquellas personas que se fueron sin dejar rastro alguno.

“Por sus investigaciones, tenemos indicios de que han sido, incluso, selectivas para indagar las desapariciones, sino ¿Por qué solo 10 casos fueron incorporados al programa de ofrecer recompensas a cambio de información sobre el paradero de las personas?”, comentó.

Karla Pérez Guerrero, integrante del Colectivo por la Paz exigió que se “incorpore de forma inmediata” al sistema de recompensas de la PGR a “todas y cada una” de las personas desaparecidas en la entidad.

“No vemos investigaciones profesionales, ni a fondo, en torno al paradero de nuestros desaparecidos, llega un momento en que uno se cansa de las autoridades, quienes solo simulan que trabajan en las investigaciones”, expuso.

Luego de la protesta y de los reclamos del Colectivo, la FGE emitió un comunicado en el que aseguró que no hay “discriminación”, ni “excepciones” en el esquema de recompensas.

“Este proceso se realiza de manera gradual hasta cumplirse el objetivo, toda vez que los casos pasan por un Comité Especializado en el que participan destacados integrantes de la sociedad civil”, puntualizó.

Para matizar las críticas, el titular de la FGE, Luis Ángel Bravo aseguró que luego de que “diera de baja” a la institución a varios servidores públicos que “incumplieron” con la búsqueda de personas desaparecidas, se tuvo que “recalendarizar” los trabajos con el Colectivo por la Paz.