Denuncian embestida de Moreno Valle contra habitantes de Chalchihuapan

PUEBLA, Pue., (apro).- A unos días de cumplirse un año de la represión que ordenó el gobierno de Rafael Moreno Valle en contra de habitantes de San Bernardino Chalchihuapan, el Movimiento por la Alternativa Social (MAS) denunció que esta embestida contra ese pueblo náhuatl tiene como fondo los proyectos de desarrollo inmobiliario para esa zona.

Marco Mazatle, dirigente del MAS, recordó que Chalchihuapan, junta auxiliar del municipio de Santa Clara Ocoyucan, se encuentra situado geográficamente en el corredor de desarrollos inmobiliarios entre Puebla y Atlixco.

“De ahí nació el interés del gobierno de Moreno Valle de tener el control absoluto de esta demarcación”, aseguró el activista.

El 9 de julio de 2014, el gobierno estatal ordenó un operativo de desalojo contra habitantes de Chalchihuapan, quienes mantenían cerrada la autopista de cuota Puebla-Atlixco para reclamar que les fueran retornadas las oficinas del Registro Civil.

De acuerdo con los resultados de la investigación que llevó a cabo la CNDH, los policías estatales llegaron al lugar con equipo para repelar a los manifestantes, por lo que se asume que desde un principio esa fue la orden.

Los disparos a quemarropa de cartuchos de gas lacrimógeno en contra de los pobladores originaron la muerte del niño José Luis Tehuatlie Tamayo, de 13 años, así como heridas graves en contra de otros ocho habitantes de esa comunidad.

Los lugareños denunciaron que los policías no se limitaron a desalojar la carretera, sino que los persiguieron hasta el pueblo y que incluso les dispararon desde un helicóptero.

Mazatle afirmó que el interés inmobiliario en Chalchihuapan se confirma con la publicación de la convocatoria para construir dos distribuidores viales que atravesarán la presa Manuel Ávila Camacho, mejor conocida como Valsequillo.

Estas obras tendrán una inversión de 100 millones de pesos, y según la Semarnat se edificarán en una parte de la sierra del Tentzo, declarada Área Natural Protegida.

“El argumento de la administración morenovallista es que la obra aumentará la calidad de vida en zonas de alta marginación, como San Andrés Azumiatla, Chalchihuapan y las pequeñas localidades, al contar con una vía que les permita satisfacer sus necesidades de transporte”, explicó.

Sin embargo, dijo que realmente el interés es por los terrenos que se encuentran cercanos a la zona de Angelópolis, el área de mayor crecimiento inmobiliario.

“El sur de la ciudad es la única vía de crecimiento y el mayor reto de ordenamiento y sustentabilidad en Puebla capital”, advirtió Mazatle.

También dijo que incluso es en la zona de Chalchihuapan donde el acalde Antonio Gali Fayad cuenta con un terreno de 92 hectáreas, las cuales colindan con la reserva territorial Atlixcayotl y se presume que colinda con Lomas de Angelópolis, uno de los más exclusivos fraccionamientos de Puebla.