Fiscalía dejó de buscar a “El Jarocho”, presunto asesino de Regina Martínez

José Adrián Hernández Domínguez, “El Jarocho”.
Foto: PGJE

XALAPA, Ver. (apro).- La Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Luis Ángel Bravo Contreras, dejó de buscar a José Adrián Hernández Domínguez, “El Jarocho”, presunto segundo indiciado en el homicidio de Regina Martínez Pérez, corresponsal de Proceso.

Diana Coq Toscanini, litigante que llevó el expediente de la periodista veracruzana asesinada y que hoy encabeza la defensa de Jorge Alberto Hernández, “El Silva”, también denunció que a su defendido lo mantienen incomunicado dentro del reclusorio y sin atención médica mensual, ello, pese a que es un enfermo seropositivo.

“El expediente se plagó de irregularidades y vicios”, expuso Diana Coq en rueda de prensa, en relación con la investigación ministerial 019/2012/PC y el proceso penal 358/2012, con el cual se sentenció a “El Silva” a 38 años y dos meses de prisión como el presunto responsable del asesinato de la comunicadora.

Diana Coq fustigó que la FGE desistió de la orden de aprehensión contra “El Jarocho”, lo anterior pese a que Hernández Domínguez continúa paseando por Xalapa, incluso con visitas constantes a una comerciante del Pasaje Tanos –ubicado a un costado del palacio de gobierno donde despacha Javier Duarte–, con quien procreó una hija.

“El gobierno del estado intercedió para suspender la búsqueda del otro coacusado, y por ello actualmente “El Jarocho” tiene plena libertad de tránsito, pues se sabe hasta cuando viene a Xalapa”.

La abogada penalista expuso que las irregularidades que rodean las investigaciones en torno al asesinato de Regina Martínez ya fueron denunciadas ante la CNDH.

No obstante, advirtió que si este organismo hace caso omiso, llevarán el tema ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) para mostrar “las innumerables inconsistencias” del caso.

Coq Toscanini aseveró que el “estudio de la causa penal y de la propia averiguación previa” revelan que Jorge Alberto Hernández, “El Silva” es inocente, pues su incriminación sólo se hizo de “oídas” y no hay pruebas contundentes que demuestren que él participó en el asesinato de Regina Martínez.

“Su declaración confesa la hicieron con base en técnicas de tortura, y hoy lo tienen incomunicado y no le permiten tener abogado ni acceso a un médico para saber el avance de la enfermedad que padece”, expuso.

Han pasado mil 166 días desde que Regina Martínez fue asesinada dentro de su vivienda, donde policías ministeriales y empleados del Servicio Médico Forense (Semefo) la encontraron sin signos vitales en el interior del baño, pues sus victimarios la asfixiaron con una toalla, mientras que en el rostro presentaba una fuerte lesión en la mejilla, que le provocó una exposición del maxilar inferior.

El artero crimen hoy continúa impune, pues la aprehensión de “El Jarocho” en tres años no ha podido ser efectuada.

Diana Coq fustigó que pese a las irregularidades e inconsistencias en este homicidio y el seguimiento que se le dio a las investigaciones, el gobernador Javier Duarte insista en su retórica en el sentido de que “el homicidio está esclarecido”.