Gobierno de Peña presume reducción de 35 por ciento en secuestros

El titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno federal presumió la disminución en el delito de secuestro al contabilizar, de enero a mayo del año pasado, 688 averiguaciones previas contra 447 registradas en el mismo lapso de este 2015, es decir, 241 secuestros menos, lo que significa una reducción de 35.3%.

En rueda de prensa el coordinador nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, explicó además que en este periodo –de enero a mayo de 2105– se ha logrado desarticular a 82 bandas dedicadas a este delito y detenido a unos 510 secuestradores.

El funcionario afirmó que, del 1 de junio al 5 de julio de este año, la Policía Federal (PF) ha desintegrado tres bandas y detenido a 67 presuntos secuestradores.

Como prueba de ello, expuso que en cinco operativos distintos, realizados en los estados de Hidalgo, México, Veracruz y Guerrero, se logró liberar a cinco víctimas y la detención de 24 presuntos secuestradores.

El primer caso, registrado en el estado de Hidalgo, se relaciona con el secuestro de ‎un gerente de una empresa maderera, ocurrido el 12 de febrero de este año.

Derivado de labores de inteligencia e investigación, el 3 de julio, en el municipio de Coyotepec, ‎se logró la liberación de otra víctima, quien había permanecido cinco días en cautiverio y de quien hoy se sabe es un comerciante de 55 años, plagiado el 30 de junio en Jilotepec, Estado de México.

De igual manera, se logró el aseguramiento de ocho probables responsables, quienes fueron identificados como José de Jesús Miranda Lujano, Daniel Martínez Aguilar, Víctor Javier Villaseñor Juárez, José Luis Valdovinos Rodríguez y Federico Alvarado Monroy, así como Mariana Amor Malagón Pérez, Everardo José Ríos Ponce y Yalely Valderrábano Martínez.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada‎ (SEIDO).

Todos ellos están relacionados con al menos el secuestro de ocho personas, tres de ellas menores de edad.

En otro caso, ocurrido el 1 de julio en el estado de Hidalgo, se liberó a dos víctimas y se detuvo a dos secuestradores en el municipio de Tulancingo.

Así, elementos de la PF llegaron a la comunidad de Napateco, en el municipio de Tulancingo, donde ubicaron a Ramón Pérez Mendoza y César Adolfo Quiroz, identificados como responsables, probables del delito de secuestro.

En ese mismo lugar se encontró a dos personas, quienes manifestaron haber sido plagiadas por Pérez Mendoza y Adolfo Quiroz.

El tercer caso ocurrió el 30 de junio, en el Estado de México, cuando elementos de la PF lograron la liberación de una víctima de secuestro y la detención de cuatro presuntos secuestradores, quienes fueron identificados como Miguel Ángel Gutiérrez Tovar, Jesús Ismael Gámez Sánchez, Jesús Ramírez Martínez y Pilar Carolina López Bautista.

La víctima había sido plagiada el 24 de junio en el municipio mexiquense de Ecatepec de Morelos.

Los elementos de la PF ubicaron un inmueble en la colonia Hank González, de ese municipio, en el que los delincuentes mantenían privada de libertad a esta persona.

En el cuarto evento, ocurrido también el 1 de julio pero en el estado de Veracruz, se liberó a una víctima y se capturó a ocho presuntos secuestradores, uno de los cuales fue identificado como jefe de una organización delictiva con operaciones en los municipios de Poza Rica, Tuxpan y Pánuco.

La víctima había sido plagiada el 29 de junio en la ciudad de Pánuco, y fue localizada en un inmueble en la colonia Desiderio Pavón. Uno de los responsables del ilícito es Rogelio Juárez Galindo, quien presuntamente encabezaba el grupo delincuencial.

Además de Javier Almanza García, Alexander Reyes Andrés, Jonathan Núñez Taquí, Pedro Alberto Silva Santiago, Dioceline Delgado González, Fernando Cázeres o Cázares y un menor de edad.

A ellos se les vincula con al menos cuatro secuestros en el estado de Veracruz, así como con los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas, aparte de robo de hidrocarburo y delincuencia organizada.

En el quinto caso, ocurrido también el 1 de julio, ahora en el estado de Guerrero, se detuvo a dos probables delincuentes vinculados a los delitos de secuestro y homicidio.

Así, en las inmediaciones de la carretera Acapulco-Zihuatanejo se ubica al vehículo en el que se desplazaban los presuntos criminales. Los policías federales marcaron el alto al conductor, y los tripulantes respondieron con disparos. En la acción, dos elementos de la corporación resultaron con heridas leves.

Tras repeler la agresión, fueron detenidos quienes dijeron llamarse Jorge Luis Vargas Sánchez, de 31 años, y Alberto Galindo Alcalá, de 28. Estos sujetos están presuntamente vinculados con otro caso de secuestro y con al menos dos homicidios, ocurridos en mayo de este año.