Gobierno de Veracruz detiene a 13 exservidores públicos

La exalcaldesa Sara Luz Herrera Cano .
Foto: Yahir Ceballos.

Xalapa, Ver., (apro).- La Fiscalía General del Estado (FGE) cumplimentó la orden de aprehensión emitida por un juez en contra de 13 exservidores públicos de seis ayuntamientos por su presunta responsabilidad en los delitos de daño patrimonial, desvió de recursos, incumplimientos de un deber legal y hasta la omisión del pago de pensión alimenticia.

El ejercicio de la acción penal se da en medio de la ola de críticas de los partidos de oposición por la estratosférica deuda pública del gobierno de Javier Duarte, cuyo monto asciende a más de 40 mil millones de pesos, así como por la falta de liquidez que se ha reflejado en la incapacidad de pago de pensiones vitalicias.

La Fiscalía General del Estado (FGE) ya ejecutó las órdenes de aprehensión y detuvo a los ex presidentes municipales de Álamo y Santiago Sochiapan, Arturo Ortiz Carballo y Miguel Bautista Alonso, respectivamente.

Además, fincó nuevos cargos a la exalcaldesa de Alvarado, la priista Sara Luz Herrera Cano. Ella purga sentencia actualmente por el homicidio de su secretario particular, Michel Martínez Corro, y a ese delito se sumará dos más: abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal, según consta la causa penal 156/2015.

Entre los exfuncionarios detenidos se encuentran también extesoreros, síndicos, regidores, directores de Obras Públicas y contralores internos de los ayuntamientos de Álamo, Santiago Sochiapan, Alvarado, Castillo de Teayo, Texhuacan y Totutla, en los trienios 2008-2010 y 2011-2013, según consignan en su ediciones impresas los periódicos Diario de Xalapa –propiedad de la OEM- y el periódico Notiver, únicos medios a quienes la Fiscalía General del Estado les giró la información y fotografías de los servidores públicos.

En la lista de detenidos por irregularidades en las Cuentas Públicas consolidadas de los ejercicios de 2010, 2011 y 2012 no figura ningún servidor público comisionado a la extinta Secretaria de Comunicaciones, ni los responsables del Fideicomiso del Túnel Sumergido de Coatzacoalcos, colosal obra que no ha sido concluida, pese a que se le han invertido más de cinco mil millones de pesos y en donde la ASF y el ORFIS han detectado daño patrimonial y desvió de recursos por más de 600 millones de pesos.