Exige la renuncia del gobernador de Jalisco

Señor director:

Atentamente solicito la inclusión de la siguiente carta en la sección Palabra de Lector.

Al gobernador constitucional del estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz.

En la Constitución Política del Estado de Jalisco (CPEJ) está explícita la obligación del gobierno estatal de salvaguardar los derechos humanos de los residentes en Jalisco, aun cuando algunos estuvieran de paso. Derechos humanos que comprenden la libertad de reunión y tránsito, así como recibir justicia digna y expedita. Hoy, esos derechos ciudadanos están conculcados al existir cotidianamente la posibilidad de “un momento equivocado en un sitio equivocado” en Jalisco. Su gobierno, que ya cumplió cinco años, ha erogado alrededor de 50 mil millones de pesos en ese transcurso, de los que la cantidad destinada a seguridad ha sido dinero de contribuyentes echado a la basura, así como el tiempo empleado a garantizar seguridad de los ciudadanos.

Hoy se cuentan más de 14 mil desapariciones forzadas documentadas en su gobierno, los más conspicuos Marco, Daniel y Salomón, estudiantes del CAAV. A partir de su desaparición, la investigación llevada a cabo por el encargado de la Fiscalía Estatal ha mostrado resultados inadmisibles que nos remiten a la “verdad histórica” del caso Ayotzinapa en su fabricación de culpables y manejo opaco, y que dan la impresión de tener prisa por cerrar el caso, es decir, dar el clásico “carpetazo”. Y la fiscalía no resuelve numerosísimos otros casos y tiene a los familiares de desaparecidos en angustiosa espera.

El artículo 2 de la CPEJ dice que la soberanía del estado reside esencial y originariamente en el pueblo, quien la ejerce por medio de los poderes estatales. En este caso, los poderes estatales han sido omisos en cumplir su mandato. Por las anteriores razones sustentadas jurídicamente en la CPEJ, es que aludo a su dignidad y que se sirva formalizar su renuncia voluntaria a la brevedad posible. Y que de su remoción sigan los procesos civiles y penales a que haya lugar. Aparte, haré del conocimiento de la Comisión Estatal de Derechos Humanos una carta de petición de terminación de su mandato, para que la CEDH se sirva pasarla al Congreso para su lectura y trámite.

Atentamente:

MDI Luis Helguera Martínez