Denuncia opacidad en su cuenta de ahorro para el retiro

Señor director:

Trabajé 28 años en el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (de 1980 a 2008) y 22 años en la Procuraduría General de la República (de 1986 a 2008). Me jubilé en 2008 y estoy mortificada porque no he logrado que me aclaren mi cuenta del SAR-Bancomer, Banamex y Pensionissste.

Ya no sé qué hacer o a dónde dirigirme, pues me encuentro muy limitada económicamente. He solicitado que me exhiban un documento sobre las transferencias bancarias de mi SAR-ISSSTE que hicieron SAR-Bancomer y Banamex al Fondo Nacional de Pensiones de los Trabajadores al Servicio del Estado.

Deseo tener certeza respecto de mis montos en cada institución bancaria, requiero saber a partir de qué fechas comenzaron a manejar mis cuentas con relación a las aportaciones que se hicieron en mi favor, para el fondo de la vivienda y qué cantidades aportó cada institución bancaria al Sistema de Ahorro para el Retiro.

Me he dirigido a Pensionissste y me dan una cantidad que no concuerda con los estados de cuenta que tengo de ambas instituciones; lo único que me dan es información escrita sin presentarme ningún documento o transferencia bancaria que sustenten los datos. Como soy la titular creo que estoy en mi derecho de conocer claramente mis recursos.

Ante la ineficiencia de dicha institución, me he dirigido a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y me dicen que son incompetentes, me turnan a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro y al servicio telefónico de ayuda Sartel; en ambos casos me dan la misma información que el Pensionissste.

Por lo anterior, interpuse una demanda ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (número de expediente 1536/2010).

También he recurrido al Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, y he solicitado a Bancomer y Banamex copia simple o documentos que se encuentren en posesión, pudiendo ser de manera general más no limitativa, expediente, estados de cuenta, saldos, historial o cualquier otro documento que pueda ser referente localizado a mi persona; la respuesta de ambas instituciones es “que no estoy en el sistema”.

Cabe mencionar que estas mismas solicitudes las he hecho ante Bansefi, Banorte, el Banco de México, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Posteriormente, dirigí este mismo escrito al presidente Enrique Peña Nieto, a Florentino Castro López, director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, y a José Narro Robles, secretario de Salud.

Atentamente:

Marcela Fabila Pinto