Una apretada muestra de genialidad

José Hernández y Antonio Helguera son los amos del incordio. Con sus demoledoras viñetas, este singular par de moneros se apropia cada semana de la última página del semanario y la llenan de humor. En su sección Monosapiens retratan lo mismo a gobernantes y funcionarios que a empresarios, líderes venales o figuras mediáticas. Ediciones Proceso ofrece una apretada síntesis de su trabajo en el libro Ya sé que NO aplauden. Un sexenio de Monosapiens. Este muestrario de su ingenio incluye un prólogo de Carmen Aristegui, del cual ofrecemos fragmentos medulares.

Sin más, estas líneas no pretenden otra cosa que rendir homenaje a la inteligencia, humor, osadía y agudeza que caracterizan el trabajo de dos de los mejores caricaturistas que ha dado México a lo largo de su historia.

José Hernández y Antonio Helguera unieron sus talentos para reflejar una realidad compleja, contradictoria y cambiante como la mexicana. 

Los dos caricaturistas hacen gala de un humor crítico a partir de una realidad lacerante. Desnudan la actuación de hombres y mujeres que protagonizan la vida pública de un país como el nuestro, envuelto en corrupción, impunidad y violencia.

No hay asunto de importancia o que haya impactado, de alguna manera, a la opinión pública mexicana que no haya sido entendido, interpretado y dibujado por los dos moneros.

Ya sea juntos o por separado, no puede sino reconocerse el papel fundamental que han jugado Hernández y Helguera en la construcción de una buena parte de la conciencia crítica de la sociedad mexicana. Sus cartones se reproducen y circulan masivamente en las redes sociales y son agrandados en mantas y pancartas para ser llevados en marchas, mítines y manifestaciones sociales.

Dignos herederos de los mejores caricaturistas de México, Helguera y Hernández han logrado sintonizar sus enormes talentos individuales para desarrollar, de manera conjunta, “Monosapiens”, los imperdibles cartones publicados cada semana, en la legendaria última página del semanario Proceso.

Con el libro Ya sé que NO aplauden. Un sexenio de Monosapiens ofrecen una apretada muestra de la genialidad que han desplegado en los cartones publicados en los últimos años por la revista. 

Cada semana están ahí, en “Monosapiens”, con disciplina y constancia, haciendo valer su inteligencia y destreza. No hay tema trascendente que no haya sido dibujado por su lápiz. No hay títere que hayan dejado con cabeza. No hay asunto que importe, que no haya pasado por su bisturí.

En el ocaso de un sexenio, se reviven con este libro cartones y caricaturas que no sólo impactaron al momento de ser publicados por primera vez, sino que han perdurado y dejado huella hasta convertirse, muchos de ellos, en figuras icónicas del último tramo de nuestra historia reciente. La genialidad e inteligencia de Hernández y Helguera quedan aquí, nuevamente, de manifiesto. Una a una, las siguientes páginas así lo demuestran.