“Cartografía de la resistencia 2”

La segunda ubicación en la Ciudad de México de la serie coreográfica Cartografía de la resistencia fue el Palacio de la Autonomía, antigua rectoría de la UNAM de 1910 a 1933, donde el movimiento estudiantil de esos años consiguió la autonomía universitaria un 13 de junio de 1929.

Dicha efeméride fue recordada por la Dirección de Danza de esa institución, bajo la visión de Evoé Sotelo, por medio de un conjunto de coreografías ocupacionales realizadas en la mayor parte de ese edificio, incluyendo su salón principal para actos académicos, el Paraninfo, y el Jardín de los Vestigios. 

El recorrido dentro del inmueble era libre para el espectador, el cual interactuaba más como un visitante de museo que como un público de escena al elegir su propio itinerario de piezas coreográficas para contemplar. La siguiente secuencia descriptiva de obras es un ejemplo de experiencia individual:

1. Nosotros, borregos, propuesta del Colectivo Querido Venado, ocupó el Paraninfo. Consistió en una sesión de asamblea coreografiada y espectacular desde las sillas de la época modernista revolucionaria. Allí sentados, con máscaras de borrego blanco que los homologaba, los bailarines levantaban la mano o se ponían de pie a la indicación de una cuenta regresiva, que iniciaba en el número 90, a ritmo de una mezcla electrónica y con luces brillantes de neón. A través de esta pieza se destacó la dimensión corporal de las reuniones de Consejo.

2. Capas de historia, de la artista Galia Eibenschutz, se desarrolló en el Salón de los Vestigios, donde se exhiben piezas arqueológicas relativas a la historia antigua, colonial y moderna de la Ciudad de México. La bailarina tradujo in situ la arqueología allí conservada al arte gráfico y al arte de la danza. Trazaba improntas sobre una manta blanca, que colgaba de uno de los muros, cuando observaba las ruinas, y emulaba con el cuerpo las formas de las mismas.

3.- La intervención coreográfica Algunas personas de pie se realizó en el Jardín de Vestigios del palacio, a cargo de un grupo encabezado por la actriz Katia Castañeda. En este sitio al aire libre, jardín de excavaciones, se encuentran resguardadas más ruinas del Templo Mayor. Ante ellas, los cuerpos estaban detenidos y receptivos generando una tensión inusual en el límite entre la historia y la actualidad.

4.- Rojo procesual de la autonomía, de Ricardo Rubio y El Día D, en el Salón Industrial, fue un diálogo en silencio entre dos individuos sentados cara a cara, con un límite ético entre ellos que irradiaba de sus propias autonomías corporales. 

5.- Y el audio interactivo Certificado de existencia, de los coreógrafos Magdalena Leite y Aníbal Conde, en el Vestíbulo del Paraninfo, narraba la dimensión corporal de la firma e invitaba al visitante a inscribirla en un acta de compromiso individual y social.         

6.- El recorrido concluyó cuando todos los artistas retiraron la bandera rojinegra del balcón principal del palacio, tal como sucedió hace 89 años por el triunfo de la autonomía universitaria que implicó la participación política de los jóvenes estudiantes. 

Cartografía de la resistencia 2, de manera coherente con el tema que abordó, fue una experiencia autónoma para el público. Recordó aquella movilización estudiantil como parte de los movimientos sociales del siglo XX que han contribuido en la conformación de la ciudadanía mexicana, a propósito del cincuentenario del movimiento del 68. 

La serie coreográfica tiene una temporalidad larga, continuará en la antigua preparatoria número tres el próximo 30 de julio, fecha en la que el ejército tomó esa escuela en 1968, y concluirá en el Monumento a las Costureras el 25 de noviembre, levantado en memoria de la lucha sindical de las mismas debido a los daños del sismo del 19 de septiembre de 1985.