La Justicia mexicana al desnudo

A la memoria de mi madre, 

Angelina Espitia

Uno de los casos más controvertidos de la justicia mexicana es el de Florence Cassez e Israel Vallarta. En 2015 fueron detenidos como supuestos secuestradores, inclusive su captura se transmitió en vivo por Televisa en el noticiario de Carlos Loret de Mola. Desde un principio el arresto y el proceso judicial estuvieron plagados de errores y omisiones. Sin embargo, la Policía Federal y la Procuraduría impusieron su verdad a través de los medios.

La situación inquietó al escritor Jorge Volpi, quien a través de una revisión minuciosa de los expedientes, un seguimiento de los trabajos periodísticos y una consideración de las entrevistas y declaraciones ha creado “una novela documental o una novela sin ficción” sobre el asunto, titulada Una novela criminal (Ed. Alfaguara; México, 2018. 504 pp.). En la advertencia Volpi indica que ante la complejidad e incoherencia de los testimonios recurrió a la imaginación para darle pertinencia a los sucesos.

El resultado es una historia que muestra el montaje que se realizó para inculpar a los inocentes. Así se crearon testigos y evidencias de una supuesta banda llamada Los Zodiacos dedicada al secuestro. La escenificación respondió a varias causas, entre otras a la necesidad de mostrar la “efectividad de los cuerpos policiacos”, la venganza sobre las víctimas de un empresario resentido coludido con la policía, y la obcecación de los políticos de ignorar todo aquello que cuestione su poder.

Cuando los sucesos presentaron ciertas inconsecuencias o contradicciones se inventaron nuevos criminales y hechos, así se culparon a hermanos, sobrinos y tíos de la familia de Israel. Las incongruencias fueron tan toscas que la sociedad y el gobierno francés, así como otros actores mexicanos, pusieron en duda la versión oficial y decidieron intervenir. Las mediaciones incidieron en la Suprema Corte de Justicia que liberó a Florence Cassez. Sin embargo, hasta el momento a Israel Vallarta no se le ha dictado sentencia.

En Una novela criminal, premio Alfaguara de novela 2018, Volpi desnuda a la justicia mexicana y la presenta como un aparato envilecido guiado por ideas, valores, conceptos, representaciones, acciones, procederes, maneras… al servicio de los señores del poder y del dinero. El deseo de mostrar todos los matices de lo ocurrido hace que en momentos la fuerza narrativa decaiga, pero inmediatamente se retoma por los disparates creados. La obra lleva a inferir el mismo actuar del poder judicial sobre los dolorosos sucesos de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y que se conoce como “la verdad histórica”, una fantástica creación de la Procuraduría General de la República.