Ibarrondo, el arquitecto de la mentalidad del Tri

MADRID.– El triunfo de México en el debut mundialista frente a Alemania hizo voltear las miradas de la prensa a un miembro del equipo técnico de Juan Carlos Osorio: el español Imanol Ibarrondo, a quien se le atribuye el cambio de mentalidad del Tri.

Lo que pocos saben es que este vasco de 51 años gusta de regalar bellotas. Y lo hace porque utiliza la metáfora de este fruto como centro de su estrategia como coach deportivo para equipos de alto rendimiento.

Suele decir que este fruto “tiene en su interior todo lo que necesita para convertirse en un gran roble. Sólo requiere plantarse en un sitio fecundo, un poco de agua, sol y esperar a que brote. De igual manera –continúa– las personas tienen en su interior todo lo que necesitan para dar su mejor versión”.

A veces, echa mano de la ironía para añadir: “Todos somos bellotas que estamos cansadas de ser comida para cerdos y queremos transformarnos en robles”.

En un seminario que dio en el Foro Europeo de la Escuela de Negocios de Navarra, aludió a su “mirada bellotera” para ver “a las personas como bellotas, como seres completos, capaces de aportar y llenos de recursos”. Ahí resaltó que, por esa razón, para él era “todo un lujo” formar parte del staff técnico de la Selección Mexicana de futbol.

Ibarrondo tuvo experiencia como jugador profesional en el balompié español de primera división casi una década, con el Rayo Vallecano, uno de los equipos madrileños más populares.

Licenciado en ciencias empresariales y con un máster de Gestión de Entidades Deportivas por la Universidad del País Vasco, en 2006 inicia una nueva aventura al fundar el Instituto de Coaching Deportivo, en el que se brindan seminarios para aprender a “co-crear la identidad de equipos de alto rendimiento”.

Este seminario se denomina las “7P para un liderazgo transformador”, formación con más de 30 ediciones impartidas desde 2011 en España y México, organizadas por el Consejo Superior del Deporte, el Institut Nacional d´Educació Física de Catalunya y la Federación Mexicana de Futbol.

Actualmente, dirige el Máster de Coaching y Liderazgo Deportivo que organiza el Comité Olímpico Español, en el que seleccionadores nacionales, directores técnicos de máximo nivel, entrenadores profesionales y deportistas de alto rendimiento completan su formación.

Su experiencia y resultados obtenidos lo han llevado a ofrecer cursos en distintas instituciones o equipos. En España se le considera una eminencia en esta materia. En los Juegos Olímpicos de Río de 2016 fue convocado por la delegación española para motivar a algunos de sus deportistas.

Defensa de Osorio

En noviembre de 2016, este bilbaíno aceptó la convocatoria de la Federación Mexicana de Futbol para trabajar con la selección y se integró al equipo técnico del seleccionador nacional, Juan Carlos Osorio.

Si bien ha ayudado a los jugadores, con quienes mantiene largas conversaciones en equipo y en lo individual, suele centrar parte de su estrategia en el director técnico, de quien tiene la mejor opinión.

“Agradezco todas las felicitaciones, pero me incomodo. El responsable y líder indiscutible es Juan Carlos Osorio. Él es quien inspira y hace crecer a unos jugadores que confían ciegamente en él y están comprometidos. Él es generoso y reconoce siempre a todo el mundo. Pero me gustaría decir que es un entrenador extraordinario y un líder excelente al servicio del equipo”, expone a Marca Claro.

Explica que los futbolistas de la selección demostraron que “confían en ellos mismos y en sus compañeros, en el plan y en su líder Osorio (…) Más allá del talento hay vínculos entre ellos de tiempo atrás, están encantados de estar juntos. Contra Alemania se vio que aspiran a todo y con la ilusión de hacer grandes partidos. De entrada, rompieron cualquier límite y barrera”.

Entrevistado previo al encuentro contra Corea del Sur, el coach aclara: “El equipo no está en una nube. Están entusiasmados, este grupo es supersereno, tranquilo y maduro. El primer partido es un plus para lo que viene después, ir partido a partido”.

En otra entrevista, ésta con el portal deportivo mediotiempo.com, Ibarrondo dice que “México no sabe qué tipo de entrenador tiene en Osorio. Es un técnico “extraordinario” porque trabaja con pasión y con dedicación, por “el trato (con los jugadores)” y “la confianza que genera en ellos”.

Y como si buscara zanjar la crítica en México contra el colombiano, añade que, a veces, ésta es “excesivamente agresiva”. Aunque considera que los juicios son parte del negocio, considera que los cuestionamientos están basados en la “desinformación e, incluso, los hay “malintencionados”. Obviamente “eso le duele”. El vasco asegura que “eso también te debe servir para concentrarte en lo importante, que es tu equipo, que es tu plan. 

“Es parte del aprendizaje que no todo mundo te tiene que querer, lo importante es centrar tu energía en aquello en lo que sí puedes influir”, agrega.

En su cuenta personal de Twitter, Ibarrondo se presenta como alguien que acompaña a deportistas, líderes, equipos y organizaciones en sus procesos de “(trans)formación. Empresa y Deporte”. 

El 17 de junio, previo al debut de México en la Copa del Mundo de Rusia, escribió en esa red social: “Hoy puede ser un gran día, plantéalo así #nadanosdetiene (e incluía una bandera de México)”.

También posteó una reflexión de Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes: “…nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor…”

Ese mismo día, ya con el 1-0 bajo el brazo de la escuadra de Osorio, Ibarrondo puso otro tuit: “SI!!!… Hoy ha sido un gran día y con esta tremenda victoria frente a Alemania, quizá la más relevante de México en la historia de los Mundiales, este EQUIPO comienza a cumplir una parte esencial de su PROPÓSITO: “… creando, unidos, nuestra propia historia…”

En su tuit, Ibarrondo resalta con mayúsculas las palabras “EQUIPO” y “PROPÓSITO”, el enfoque habitual en su labor con la selección, a lo que algunos medios deportivos llaman “coach mental”.

Ignorar pensamientos negativos

Revisando otros mensajes que sube a las redes sociales, incluye frases de Mohamed Alí y de Rafael Nadal. Del primero rescata lo siguiente: “Imposible es sólo una palabra que utilizan los que encuentran más fácil quejarse del mundo que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Nada es imposible”.

Del tenista español retoma: “El mayor enemigo al que me enfrento cada día está dentro de mi cabeza”. Y añade Ibarrondo: “Saboteadores… pensamientos negativos, inútiles y autodestructivos. Si Nadal, la fortaleza mental personificada, tiene esta dificultad, imagina cómo estamos el resto de los humanos standard”.

Sobre el sistema de revisión electrónica de las jugadas aplicado en el Mundial, escribe que “estoy muy a favor del V:A:R:… pero no del que dicen que mejora el futbol (que no lo hace), sino del que potencia el liderazgo. V-alorar. A-gradecer. R-econocer”.

En el mismo foro de la Universidad de Navarra, el coach explica parte de su estrategia con equipos de alto rendimiento, y la cual aplica en la Selección Mexicana. Dice que busca ayudar a los jugadores mexicanos para que eliminen sus “propios saboteadores”. Ante los pensamientos negativos, él tiene una respuesta: “El secreto está en no negociar con ellos, hay que ignorarlos”.

En su libro La primera vez que la pegué con la izquierda: 7 Ps para brillar (Kolima books), el preparador define lo que llama la estrategia de las “7P”, que es “presencia, preguntar, positivizar, potenciar, empatizar, procesar y pactar”.

“El libro lo escribí para mí. Era una manera de articular las habilidades y conceptos que he aprendido, los tenía que ordenar. Sentí la necesidad de compartirlo. Son (estrategias) muy fáciles para liderar, pero no visto desde el punto de vista de la popularidad, sino de ser ejemplar en los comportamientos”. Considera que para él la clave de aplicación de estas estrategias son los entrenadores, quienes manejan el liderazgo.

Así es como la estrategia del preparador español, el planteamiento táctico del director técnico colombiano y el talento de los jugadores ayudaron al Tri a romper la barrera psicológica ante Alemania, después de décadas de haber sido penalizada por su fragilidad mental frente a grandes potencias –suma seis eliminaciones consecutivas en octavos.

En reciente entrevista con la agencia de noticias France Presse, Ibarrondo explica que “no es lo mismo que yo tenga miedo a que el miedo me tenga a mí. 

“Cuando yo tengo miedo, el cuerpo segrega adrenalina que te prepara para la acción y te conecta con la atención, te enfoca a la energía en la mejor condición para competir, pero cuando el miedo me tiene a mí, segrega cortisol, hormona que paraliza, bloquea y agarrota, consume mucho y te agota”, detalla sobre la clave utilizada para cambiar la perspectiva del equipo.

“Intento que enfoquen las cosas no como una amenaza y sí como una oportunidad, para afrontarlas con serenidad y calma”, agrega.