El atractivo “stand up” de 7 Machos

Bajo el estandarte del stand up o “comedia de a pie”, género relativamente nuevo en México –que cada día suma nuevos adeptos–, el colectivo 7 Machos es un semillero de algunos de los mejores standuperos nacionales, y toda una de controvertida experiencia del Foro Shakespeare cada sábado por la noche.

Está conformado por siete artistas de índole diversa: Horacio Almada, Aníbal El muerto, Coco Celis, Emiliano Gama, Juan Carlos Escalante, Eduardo Talavera e Ibrahim Salem, y su show de dos horas –producido por Jonás Fierro– se divide en una rutina de entre 15 y 20 minutos por comediante desde las 22:30 horas.

Anécdotas a partir de vicisitudes de la vida, la familia, la pareja y el trabajo, pero con el toque de humor, es decir, esa “chispa” de comedia que resulta ser la esencia del stand up, más el aderezo nacional a partir del modus vivendi en nuestros barrios, ciudades y país, costumbres, actitudes y reacciones del mexicano ponen la cereza en el pastel.

7 Machos se creó en 2014 y entre sus filas hay standuperos– fundadores: Fran Hevia, Juan José Covarrubias, Macario Brujo y Carlos Ballarta (además de Almada, Escalante y Talavera), así como ese wey, quienes gozan de reconocimiento solitario a nivel nacional e incluso internacional, con giras propias y shows exitosos en plataformas de películas y videos.

Fue justamente Ballarta (entrevistado recientemente para Proceso Facebook), con Hevia, quienes llegaron como invitados al show del sábado pasado, probando temas y rutinas para beneplácito del público, pues a decir de Jonás Fierro los fundadores tienen derecho a subirse al escenario cada vez que lo deseen (“una regla interna”), elemento adicional que singulariza cada espectáculo.

Lo que se agradece del stand up de 7 Machos es la risa a partir de historias simples, pero actuales y reales (las parejas ante las relaciones sin compromiso, la diferencia entre milenials y otras generaciones, la diversidad sexual, etc.), sin hacer del albur o el humor negro la base de la comedia que tanto tomó fuerza en los noventas y parte del dos mil, y que a juicio de diversos comediantes sólo denigró la profesión.

Los standuperos en general, a diferencias de comediantes como Héctor Suárez, Héctor Lechuga o Ausencio Cruz –por mencionar algunos–, no creen tener una responsabilidad crítica ante la situación política y/o social del país, y eso se ve en sus actuaciones, pues su labor “es hacer reír”.

Si bien la mayor parte de las rutinas en 7 Machos cambia cada temporada, hacia el final de cada una de ellas los standuperos buscan probar episodios y chistes nuevos, haciendo de cada rutina un espectáculo diferente.

7 Machos se presenta hasta el 22 de septiembre, a partir de lo cual buscarán otros espacios tras el cierre del Foro Shakespeare.