Codesal: el futbol necesita la justicia del VAR

El hubiera sí existe. Al menos, eso parece con el Videoarbitraje. Este sistema llamado VAR, que sirve para corregir una mala decisión arbitral durante un partido, parece que demostró su utilidad en la pasada Copa del Mundo que acaba de terminar en Rusia. Pero ojo: la polémica seguirá acechando al balompié internacional, advierte el exárbitro mundialista Edgardo Codesal. En entrevista con Proceso, recuerda que ha sufrido en carne propia las consecuencias de sus errores en la cancha y habla de casos polémicos que se pueden evitar si esta tecnología llega a implementarse en la Liga MX.

La Copa del Mundo 2018 que acaba de finalizar en Rusia pasará a la historia por, entre otras cosas, incorporar el Videoarbitraje (sistema conocido como VAR) que permite revisar durante el partido alguna jugada que pudiera influir radicalmente en el resultado del encuentro. El objetivo es reducir al máximo los errores arbitrales que casi siempre causan polémica. 

Sin embargo, el futbol mexicano aún no está listo para utilizar esta tecnología en el torneo local (Liga MX), que comenzó el viernes 20, porque no tiene la certificación oficial. 

De acuerdo con la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), máxima autoridad del balompié, y la International Football Association Board (IFAB), ente que supervisa las reglas del futbol, el árbitro central puede utilizar el VAR sólo en cuatro casos. 

Primero, para “determinar si se ha producido alguna infracción que impida conceder un gol”. Segundo, para “evitar decisiones erróneas relativas a la concesión (o no) de un penalti”. Tercero, para “evitar decisiones erróneas relativas a la expulsión de un jugador”. Cuarto, para “ubicar claramente al jugador que ha cometido alguna infracción”.  

El miércoles 18, la FIFA publicó un informe en el que dio a conocer su “satisfacción” por los primeros resultados del VAR en un Mundial. Destaca que, en promedio, se revisaron siete jugadas por partido (el torneo constó de 64 juegos). De acuerdo con las estadísticas de la autoridad del futbol, el VAR ayudó a corregir 20 decisiones arbitrales y se analizaron 455 incidentes. 

“Mencionamos que queríamos el mejor Mundial de la historia y lo fue. Un rol crucial en este logro fue el de los árbitros, quienes tuvieron un excelente performance, al más alto nivel”, se ufanó el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, el miércoles 18.

Los hubiera…

Edgardo Codesal, quien fue árbitro mundialista y exdirector del Área Técnica de la Comisión de Arbitraje de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), celebra la introducción de esta tecnología en la Copa del Mundo. Este sistema, asegura, “llegó para quedarse”. 

En entrevista con Proceso, Codesal dice que el VAR le da justicia al futbol, pero aclara: si bien puede ser perfeccionado, la polémica jamás desaparecerá del balompié. Recuerda que los principales argumentos contra el Videoarbitraje radican en la detención del partido para que el árbitro vaya a la lateral de la cancha a revisar alguna jugada en un monitor y en el tiempo de espera para sancionar una acción.

También menciona que el VAR es criticado por cambiar el curso de un partido a raíz de las correcciones al silbante, quien mantiene la decisión de revisar o no alguna acción.

“(El IFAB) no le ha otorgado a la Liga Mx la certificación oficial. Aún falta que la gente encargada de los monitores esté capacitada, sea rápida y tenga experiencia para resolver (alguna jugada), porque la revisión en pleno partido se debe hacer, como máximo, en dos minutos. Es lo que se necesita”, explica Codesal.

Cuando el exsilbante dice que la polémica jamás dejará al futbol se refiere a partidos como el de la final del Mundial entre Francia y Croacia: aunque el VAR hizo justicia en algunas ocasiones, la actuación del árbitro argentino Néstor Pitana cambió el rumbo del juego.

En el cotejo en que los franceses levantaron la copa por segunda ocasión en su historia, Pitana marcó una falta inexistente en favor de Antoine Griezmann que derivó en el primer gol. Posteriormente, con el marcador empatado a un gol, sancionó una mano del defensa Ivan Perisic en el área chica que se convirtió en la segunda anotación francesa. 

“Jugamos bien, pero el penal nos quitó el aliento. Después fue muy difícil”, admitió el seleccionador de Croacia, Zlatko Dalic, tras concluir que la pena máxima fue un golpe que pegó muy fuerte en el ánimo de sus jugadores.

Si las autoridades del balompié mundial hubieran implementado hace décadas el uso de monitores para revisar jugadas, probablemente no existirían casos polémicos como la Mano de dios –el gol que anotó con la mano el astro argentino Diego Armando Maradona en el Mundial de México 1986– o el penal que el árbitro juzgó que cometió Rafael Márquez al holandés Arjen Robben, sentencia que se convirtió en el gol que eliminó al Tri del Mundial de Brasil 2014.

En la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, Argentina eliminó a México con otra polémica arbitral. En el partido que culminó 3-1 en favor de los sudamericanos, el silbante dio por válida una anotación que en las repeticiones de las televisoras se apreció en fuera de lugar. 

El yerro fue del árbitro italiano Roberto Rossetti. A partir de dicha acción, México se derrumbó. Actualmente, Rossetti es instructor de árbitros de la FIFA y responsable de la aplicación del VAR en el balompié de la primera división de Italia. “Son sensaciones de injusticia –sostiene Codesal– por el error de un ser humano que debe estar ahí para aplicar justicia”.

Codesal –árbitro mexicano que pitó la final de la Copa del Mundo de Italia en 1990, que Alemania ganó 1-0 a Argentina– no olvida el día en que le marcó por error un penal a Alfredo Tena. Reconoce que cuando después observó una repetición de la jugada, se dio cuenta que la falta sí existió, pero fuera del área chica.

Recuerda el reclamo del entonces capitán americanista: 

–¡Le juro por mi madre que lo agarré afuera!

–Y yo le juro, por la mía, que no sé dónde fue, porque la verdad me encontraba muy lejos de la acción.  Se lo digo con toda honestidad.

–Entonces, ¿por qué está marcando un penalti en una semifinal?

–Porque mi compañero asistente me está diciendo que la acción fue adentro del área y, se supone, que él está en la línea…

Esa decisión arbitral cambió el resultado: las Águilas fueron eliminadas y el Tampico Madero avanzó a la final del torneo Prode 1985, previo al Mundial de México 1986.

Codesal reflexiona: “Ojalá hubiera tenido esa herramienta de apoyo para haber cambiado y subsanado ese error de apreciación en el que tuve que basarme en un compañero y que me indicó equivocadamente. Todavía el marcador iba 0-0 y América aventajaba en el global por 1-0. Ese penal le empezó a dar rumbo al Tampico Madero. Luego vinieron dos penales más contra el América en los que ya no hubo discusión”.

El exárbitro revela que después de ese partido, “nunca más volví a ver a un asistente para determinar si la acción fue adentro o fuera”. Asegura que se preocupó por estar más cerca de las jugadas, procurando un adecuado ángulo de visión. “No me volvió a suceder. Lo importante es el hecho de que se pudo haber cambiado la situación con una herramienta como el VAR. La verdad, fue una injusticia y hay que reconocerlo: fue un error”.

En México, el más reciente caso de injusticia en el futbol ocurrió en mayo de 2017, durante la final del torneo Clausura entre Chivas y Tigres, que el Rebaño Sagrado ganó 2-1 (con un marcador global de 4-3).

El árbitro José Luis Enrique Santander no marcó el penal que el defensa tapatío Jair Pereira cometió a Ismael Sosa. La pena máxima significaba una oportunidad para que Tigres arrastrara el partido a tiempos extra, pero no ocurrió. 

Posteriormente, el silbante denunció en un programa de televisión las consecuencias de su equivocación: “En dos días recibí más de mil amenazas de muerte vía ­Twitter. Son cosas muy desagradables. La gente no entiende que uno no sale (a propósito) a equivocarse, como muchos piensan. Con el Videoarbitraje hubiera tenido otro tipo de tomas que no tuve en la cancha. Mi golpe de vista fue diferente a lo que pasó esa noche… no hay duda de que me equivoqué. Hubiera sancionado penal”.

Sistema complejo

De acuerdo con la FIFA, estos son los pasos que el silbante debe seguir para la utilización del VAR. Primero, los asistentes le avisan por el auricular al árbitro central que hay suficientes evidencias para aclarar y corregir una decisión. 

El central tiene la facultad de modificar (o no) su fallo original tras la información proporcionada por el VAR. También puede elegir si revisa la acción en un monitor instalado al lado del terreno de juego. Si decide utilizar el monitor, deberá levantar la mano para interrumpir el partido y “dibujar” un rectángulo en el aire para indicar a los jugadores que verá la repetición. 

Las transmisiones del Mundial de Rusia mostraron al televidente una cabina, denominada Video Operations Room  (VOR), en la que cuatro árbitros tienen acceso a una docena de ángulos de cámara y analizan la jugada controversial. 

En la reciente Copa del Mundo, el VAR estuvo situado en el International Broadcast Centre (IBC). La estación central contó con cuatro árbitros, un central y tres asistentes, encargados de revisar las jugadas en 12 pantallas.

El organismo que dicta las reglas del futbol está conformado por un comité de representantes de cuatro federaciones británicas (Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte) y la FIFA, todos se encargan de analizar las propuestas de las distintas federaciones de futbol para el desarrollo del juego. En este caso, las federaciones británicas cuentan con un voto cada una y la FIFA tiene otros cuatro sufragios.

El uso del sistema VAR se aprobó en marzo pasado, con el voto unánime de la IFAB y la FIFA. Si bien en Brasil 2014 se empleó la tecnología sobre la línea de gol (conocida como Ojo de Halcón), para terminar de una vez por todas con los llamados goles fantasma, en la reciente Copa del Mundo se empleó, además del Ojo de Halcón, un balón inteligente.

“Mucha gente ha discutido si ahora el VAR es el que debe decidir dentro de la cancha o si esa responsabilidad debe mantenerse con el árbitro. Me parece que la responsabilidad debe seguir con el silbante central”, dice el exdirectivo de la Femexfut.

Según Edgardo Codesal, el VAR llegó para quedarse. “Las grandes ligas del mundo que tengan los recursos económicos seguramente van a implementarlo muy rápido. Es un sistema muy caro, por el uso de aparatos tecnológicos y los nueve árbitros que lo operan, pero debe usarse”.