Comentarios al reportaje “Contratos de última hora para los consentidos de Peña Nieto”

Señor director:

Con relación a la nota “Contratos de última hora para los consentidos de Peña Nieto” firmada por Mathieu Tourliere, precisamos:

Como es de su conocimiento, el Nuevo Aeropuerto Internacional de México se anunció en 2014 y los primeros trabajos para su construcción comenzaron en 2015. Desde su diseño, el proyecto se estableció como una obra transexenal y estratégica para nuestro país, por lo que no puede suponerse que se detendrá por el cambio de administración.

El programa de licitaciones, para las distintas infraestructuras aeroportuarias que comprenden este proyecto, responde a un programa establecido de acuerdo al Plan Maestro que rige al NAIM.

En los casos concretos de los contratos con las empresas Omega Construcciones Industriales, S.A. de C.V., Construcciones y Dragados del Sureste, S.A. de C.V. y Calzada Construcciones, S.A. de C.V., éstos se firmaron desde 2015, como puede constatarse en la página de internet www.aeropuerto.gob.mx.

Los procesos de licitación se realizan conforme lo establecen las leyes y acordes a la evolución de este megaproyecto de infraestructura. Es decir, atienden a una lógica constructiva que busca un mejor rendimiento del presupuesto y del tiempo; incluir obras similares en un mismo paquete para un monitoreo enfocado a cada frente de trabajo; minimizar riesgos por superposición de actividades y promover la participación de mayor número de empresas pequeñas y medianas mexicanas.

A la fecha, para la construcción del NAIM se han establecido 422 contratos por un valor total de 149 mil millones de pesos. El 88% de ese monto se ha adjudicado a través de licitaciones públicas y sólo 0.5% de forma directa. En conjunto, han participado 1881 empresas en los distintos concursos para el proyecto, el 90% son mexicanas. Hoy en día se encuentran vigentes 104 contratos y el resto han concluido. Esta información puede consultarse en la página del proyecto.

El Nuevo Aeropuerto es sin duda un hito en el modelo de contrataciones públicas y referente mundial en la implementación del Estándar de Datos Abiertos.

Por lo anterior, carece de fundamento asegurar que se otorgaron “contratos de última hora” para la construcción del NAIM. Agradeceremos la publicación de la presente, para mayores referencias a sus lectores.

Atentamente:

Octavio Mayén Mena

Comunicación Social

Grupo Aeroportuario de la CDMX

Respuesta del reportero

Señor director:

El reportaje del que se hace mención en la carta precedente ofrece la revisión de una muestra de los más de 30 mil contratos de obra pública federal que fueron otorgados recientemente por la administración saliente y que entraron en vigor en fechas cercanas o posteriores a las elecciones.

En el reportaje se incluyeron los contratos más recientes no sólo porque el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es la obra más onerosa del sexenio, sino porque integrantes de la futura administración y el mismo virtual presidente electo ya anunciaron una revisión a fondo del proyecto.

Cabe reconocer que, como lo plantea la carta, algunos de los contratos del NAIM fueron otorgados en el pasado; por ello el reportaje se enfocó en las fechas en las que estos contratos entraron en vigor, es decir, cuando arrancaron efectivamente las obras (en el caso del NAIM, a partir de mayo de 2018).

Atentamente:

Mathieu Tourliere