El “top ten” del “chayote”

El gobierno de Enrique Peña Nieto gastó en sus primeros cuatro años alrededor de 40 mil millones de pesos en publicidad oficial, según el centro de análisis e investigación Fundar; de continuar la tendencia, el gasto podría llegar a 60 mil millones al cierre de su sexenio. De acuerdo con la misma fuente, las tres principales televisoras nacionales –Televisa, Televisión Azteca y Grupo Imagen– han sido las empresas más beneficiadas por ese derroche de recursos públicos.

En un reportaje reciente sobre el gasto oficial, The New York Times afirmó que el gobierno mexicano controla a los medios con su enorme presupuesto de publicidad. Pese a que las grandes televisoras son las que se llevan la mayor tajada, el derroche de recursos es tan grande que ha permitido a un grupo selecto de periodistas obtener millones de pesos, como lo revela el informe Dinero bajo la mesa.

Éste –elaborado por María Amparo Casar, presidenta ejecutiva de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, y Luis Carlos Ugalde, director general de Integralia Consultores– revela cómo en 2017, mediante el gasto en comunicación social del gobierno federal, 10 periodistas acapararon la mayoría de los recursos públicos en el segmento de la publicidad oficial en internet.

En el informe se señala que los más beneficiados en ese año, en orden descendente, fueron: José Cárdenas, Adela Micha, Rafael Cardona, Jorge Fernández Menéndez, Pablo Hiriart, Ricardo Alemán, Raymundo Riva Palacio, Óscar Mario Beteta, Federico Arreola y Joaquín López Dóriga.

Tal lista deja ver el enorme contraste entre un grupo selecto de periodistas y los lejanos a los círculos de poder, quienes en promedio ganan 7 mil 973 pesos mensuales, según un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad.

El reparto del gasto en publicidad oficial en internet no obedece a criterios de audiencias o número de visitas a portales digitales: es arbitrario.

Los de Beteta, Hiriart y Cardona recibieron en conjunto más de 15 millones de pesos, pese a que el tráfico de usuarios a sus respectivos sitios en internet es muy bajo: según la herramienta de medición Alexa (alexa.com), no están entre los 100 mil más visitados en México.

El de Arreola, SDP, recibió 22 millones 820 mil pesos, colocándolo como el que obtuvo el mayor monto de recursos públicos, pese a no ser el sitio de noticias más visitado en México en 2017, aunque según comScore –la empresa que audita visitas a portales– se colocó el mes pasado como el segundo en el país con el mayor número de visitas: 7 millones 100 mil.

De acuerdo con la medición de Alexa, el portal de López-Dóriga se encuentra en México en la posición 997, y a pesar de ello el gobierno de Peña Nieto le asignó en publicidad oficial 13 millones 721 mil pesos, que sumados a los pagos que reciben sus otras dos empresas, le dieron 33 millones de pesos sólo en 2017.

El portal de Riva Palacio, clasificado en la posición 4 mil 213 junto con la versión impresa del mismo, obtuvo 8 millones 316 mil pesos en 2017. Por su parte, el de Alemán, ubicado en el lugar 2 mil 909, recibió 5 millones 936 mil pesos. Cárdenas, cuyo sitio en internet está en el lugar 5 mil 151, obtuvo 2 millones 58 mil pesos. Micha, con su sitio en el lugar 7 mil 977, logró hacerse de 2 millones 100 mil pesos.

Por su lado, Fernández Menéndez, columnista de Excélsior, obtuvo 2 millones 800 mil pesos, pese a que su sitio ocupa el lugar 35 mil 137 de la misma clasificación.

Los casos más extremos son los de los portales de Beteta, Hiriart y Cardona, que registraron niveles tan bajos en número de visitantes que no le permiten a Alexa clasificarlos dentro de los 100 mil más visitados en México.

A pesar de ello, el de Cardona recibió 2 millones 664 mil pesos; el de Beteta, 10 millones 573 mil pesos, y el de Hiriart, 3 millones 199 mil pesos.