Ana Gabriela Guevara, la “gacela” de AMLO que votó por el PRI

A diferencia de su intachable carrera deportiva como velocista, Ana Gabriela Guevara ha marcado su trayectoria política con tumbos y saltos. Quedó a deber en la Ciudad de México, cuando abandonó el gobierno de Marcelo Ebrard para irse de comentarista de deportes para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Además de sus problemas fuera de la política, causó polémica en 2015 cuando promovió el voto en favor del PRI rumbo a la renovación de la gubernatura de Sonora. Su paso en el Senado ha sido gris y su designación como futura titular de la Conade levantó ámpula entre los propios miembros del equipo de trabajo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.   

Ana Gabriela Guevara Espinoza se alista para asumir la dependencia que desde hace una década pretende públicamente: la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

El martes 7, Esteban Moctezuma Barragán, nombrado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, como el próximo secretario de Educación Pública, anunció que la medallista olímpica asumirá la política deportiva del país. La designación, pese a que la aún senadora carece de estudios y experiencia para el cargo federal. Fue gris su paso como responsable del Instituto del Deporte del Distrito Federal.   

A diferencia de los demás integrantes del próximo gobierno, la exvelocista se apresuró a confirmar su futuro político en una conferencia de prensa que hizo el miércoles 8 a la una de la tarde, mismo día y hora en la que López Obrador recibió su constancia de mayoría. Habló de su designación, mas no de su programa de trabajo.

De acuerdo con su historial, Ana Gabriela asumirá el cargo sin la formación que prometió cuando anunció su retiro de las pistas. “Primero están mis estudios y no sé si me quedo o me voy de México. Quiero hacer mi plataforma que me permita estar preparada para afrontarla, si es que mi decisión es involucrarme (para dirigir a la Conade)”, dijo en enero de 2008 para la edición 1629 de Proceso.

–Has dicho que te gustaría ser funcionaria del deporte, ¿por qué crees que tú sí vas a poder hacer lo que otros no han logrado?

–Es administración y política. Entonces, te metes a eso o no la haces. Hemos visto a deportistas pasar por ahí y han hecho muy poco. No voy a llegar con mi linda cara y decir yo sí puedo. Es muy difícil, por eso insisto en prepararme para no llegar y que los procesos me marquen el ritmo de trabajo.

–¿Vas a entrar a la política?

–No sé.

Sin embargo, Guevara se fue por la izquierda para conseguir cargos en la administración pública.

En la semblanza curricular de la legisladora del Partido del Trabajo (PT), el Senado consigna en el rubro “Formación académica” que Ana Gabriela Guevara sólo estudió la preparatoria. Con esas credenciales fue impulsada por López Obrador para asumir el cargo que dejará Alfredo Castillo el último día de noviembre.

Paso gris en la CDMX

El exfutbolista Carlos Hermosillo y el exclavadista Jesús Mena fueron notables deportistas. El primero destacó como campeón de goleo y de liga, el segundo es medallista olímpico. Sin embargo, sus logros deportivos contrastan con sus carreras en la ­política y en el servicio público. Sin experiencia ni capacitación se convirtieron en directores de la Conade, pero se quedaron a medias. 

Hermosillo permaneció en el cargo de 2006 a 2009 en el sexenio del panista Felipe Calderón y Mena de 2012 a 2015 en la presidencia del priista Enrique Peña Nieto. Ambos fueron cesados.

Guevara Espinoza nació en Nogales, Sonora, el 4 de marzo de 1977. Al igual que Hermosillo y Mena, como deportista apuntaló una carrera descollante, inobjetable, ejemplar y sin margen a dudas. 

Entre sus principales logros destacan el Campeonato Mundial en París 2003 en los 400 metros planos, especialidad en la que obtuvo la presea de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Se convirtió en la atleta más veloz de México. Sus problemas llegaron después…

Se retiró de la actividad deportiva en enero de 2008 tras los irreconciliables conflictos con el entonces presidente de la Federación Mexicana de Atletismo (FMA), Mariano Lara Tijerina, y enfrentada con Carlos Hermosillo, a quien ella misma recomendó ante el entonces presidente Felipe Calderón para que el exfutbolista asumiera la Conade. 

Ana Gabriela también se distanció de Josefina Vázquez Mota, quien como secretaria de Educación Pública no intervino en el conflicto de la exvelocista con Lara. Después, si bien Lara fue suspendido por cuatro años, Ana Gabriela también terminó alejada de Calderón.  

La incursión de la sonorense en la política ocurrió el mismo año en que se retiró como atleta de alto rendimiento. En 2008, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, la nombró coordinadora de Cultura Deportiva, Física y de Salud y, al mismo tiempo, titular del Instituto del Deporte. Sin embargo, cuatro meses después renunció para ser comentarista de deportes durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. 

Tras su salida del gobierno capitalino, ambos cargos recayeron en Ana Laura Bernal, quien anteriormente se desempeñaba como edecán y es identificada como persona cercana a Guevara. 

Un año después, en 2009, Ana Gabriela fue candidata del PRD a la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo, pero perdió ante el panista Demetrio Sodi.

Líos legales 

En febrero de 2012, el juez decimoquinto del Distrito Federal, Ranulfo Castillo, concedió una orden de captura contra Guevara Espinoza por evasión fiscal. El daño al fisco fue calculado en al menos 600 mil pesos. La exvelocista fue buscada por elementos de la Procuraduría General de la República (PGR).

La persecución ocurrió cuando Ana Gabriela era precandidata del PRD al Senado. Un mes después de las elecciones de julio, fue blanco de burlas porque acudió a rendir protesta en la Cámara de Diputados, donde le explicaron que ella era senadora y, por lo tanto, le correspondía hacer acto de presencia en la sede del Senado, en Paseo de la Reforma.

La sonorense también fue perseguida por la justicia con motivo de una modalidad no grave de defraudación fiscal cometida en 2005; seis años más tarde el asunto fue consignado dos veces de manera infructuosa.

Justo cuando estaba lista la orden de aprehensión contra la subcampeona olímpica, Andrés Manuel López Obrador la arropó con una nominación. En entrevista con Carmen Aristegui, el ahora presidente electo aceptó: “La única candidata que yo designé con el poder de mi dedo fue a Ana Guevara, y se lo pedí al PT”.

Así, la medallista olímpica se convirtió en senadora por la vía plurinominal para el periodo 2012-2018. A Guevara le negaron la Comisión de Juventud y Deporte del Senado, pero preside la de Asuntos Migratorios, es secretaria de la Comisión de Relaciones Exteriores y también integra la Comisión de Seguridad Pública en la LXII Legislatura. 

En lo que lleva de senadora su trabajo dista de ser prolífico, apenas ha propuesto iniciativas contra la violencia de género y en materia de derechos humanos, luego de que fue agredida a golpes en el rostro y costillas por un conductor y sus acompañantes en la autopista México-Toluca, en diciembre de 2016.

Otra de sus iniciativas pretendía la reincorporación de la Confederación Deportiva Mexicana (inexistente en la Ley General de Cultura Física y Deporte) al Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte; no tuvo eco.

Hace seis años, cuando estuvo en campaña con Andrés Manuel López Obrador rumbo a la Presidencia de la República, Guevara habló de convertir a la Conade en una Secretaría del Deporte; el miércoles 8 declaró que no es viable, dijo que dicho plan deberá esperar, al menos, dos años debido a temas jurídicos y administrativos que implican la transformación.

Impulsora del PRI

La carrera política de Ana Gabriela Guevara también corre por el carril del PRI. En mayo de 2015, la exvelocista publicó un video en YouTube en el que llama a votar en favor de Claudia Pavlovich, entonces candidata del PRI a la gubernatura de Sonora.  

“He pensado mucho por quién votar en las próximas elecciones porque los sonorenses merecemos algo mejor. Y hoy, lo mejor es que los del PAN se vayan porque urge detenerlos. Claudia (Pavlovich) es la única que puede lograr que se acabe esta pesadilla. Les pido que, como yo, no desperdiciemos nuestro voto porque urge que ya se vayan”, dice Guevara como promotora priista en el video.

Tras la divulgación de esas imágenes, López Obrador reaccionó vía Twitter: “Es lamentable que Ana Gabriela Guevara haga campaña a favor de la candidata del PRI en Sonora. Son igual de corruptos los del PRIAN”.

Maniobra  

Ana Gabriela Guevara asumirá la Conade el primer día de diciembre próximo. Sin embargo, antes de hacerlo deberá tomar protesta como diputada federal por el Distrito 2, con cabecera en Nogales. Después, solicitará licencia para que su lugar lo tome otra vez Ana Laura Bernal.

“No gano yo, gana el país. Vamos a buscar que gane México. Debemos verlo desde esa óptica. No vengo a buscar protagonismo a la Conade”, dijo Guevara el miércoles 8.

En esa conferencia de prensa en la que confirmó que se encargará de la política del deporte a nivel federal, dijo que en cuanto asuma el puesto se dedicará a afinar un plan nacional de deporte desde la activación física en las escuelas para combatir los problemas de salud, como la diabetes y el sobrepeso.

Guevara también ofreció que su prioridad será impulsar el deporte en todas sus manifestaciones, no sólo a los de alto rendimiento, y prometió que no habrá “venganzas ni sentimientos de revanchismo” contra los funcionarios salientes.

No obstante, la sonorense aclaró que serán auditadas las cuentas que dejará Castillo y recordó que hay un proceso abierto contra el titular de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, Antonio Lozano, quien pretende reelegirse el próximo mes antes de la llegada de la exvelocista a la Conade.

En la sede del Senado, donde convocó a conferencia de prensa, Guevara adelantó que por instrucciones de Andrés Manuel López Obrador, no se promoverán proyectos de infraestructura deportiva durante el primer año de su gestión.

Madruguete

Guevara no iba sola en la carrera por la Conade. Su designación tomó mal parado al resto de los integrantes del proyecto deportivo de López Obrador. Dieter Holtz y el exmarchista Bernardo Segura, ambos voceros de las mesas de trabajo, también aspiraban al puesto.

Los equipos de Holtz y Segura se enteraron del nombramiento de la sonorense mediante el comunicado emitido por el despacho de Esteban Moctezuma. Por ello, cuestionan el que no fueron informados siendo parte del mismo equipo.

En particular, Segura se queja de que dicho anuncio no haya llegado directamente de López Obrador. Para el exatleta, la manera en que se anunció lo de la Conade puede ser síntoma de un “­desinterés” por el deporte en el próximo sexenio.

Con una gestión inconclusa en el Instituto del Deporte del Distrito Federal en el gobierno de López Obrador en la Ciudad de México, el exmarchista fue electo diputado en el Distrito 35 de Metepec, Estado de México.

Proceso solicitó formalmente una entrevista con Ana Gabriela Guevara, el miércoles 8. En persona en el Senado, la futura titular de la Conade aceptó la petición, pero al momento de fijar lugar y hora del encuentro una de sus asistentes la interrumpió bajo el argumento de que tenía que ir al baño; ya no regresó. Veinte minutos más tarde, uno de los guardias encargados de la sala de apoyo a los senadores informó que la legisladora ya había abandonado el recinto.

Al día siguiente, este semanario contactó a María del Carmen Vidaurri, colaboradora de la senadora, quien aseguró que la entrevista se realizaría, sin decir cuándo ni dónde. Al cierre de esta edición, Ana Gabriela Guevara ni su equipo de apoyo respondieron a la solicitud.