Las Grandes Ligas dejaron un proyecto fallido en Sinaloa

En julio de 2016, con una inversión de 220 millones de pesos –30 millones los aportó el gobierno federal, y el resto, la administración encabezada por el entonces gobernador Mario López Valdez– se inauguró la Academia y Museo Interactivo de Beisbol de Sinaloa (AMIBS) que tuvo sólo por dos años un convenio de trabajo con la organización de las Grandes Ligas (MLB).

De 2016 a 2018, 44 jóvenes sinaloenses fueron reclutados para convertirlos en prospectos para equipos de la MLB; ninguno de ellos fue negociado y 18, antes o después de concluir su desarrollo, fueron contratados por algún equipo de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB). 

El proyecto nació en 2012 por iniciativa del gobierno de López Valdez. Después de cuatro años y con un costo de 130 millones de pesos extra a lo presupuestado originalmente, la academia comenzó a operar con la idea de desarrollar jugadores y venderlos como agentes libres, es decir, sin ser propiedad de algún equipo.

Durante dos años, la MLB pagó los salarios de los entrenadores que venían de Estados Unidos a capacitar a los mexicanos y a ayudar a entrenar a los futuros peloteros. 

El director del complejo desde hace dos años, el empresario local Amadeo Zazueta, revela que la academia está subutilizada, que sólo se usa unas tres horas al día, y dice que el gobernador Quirino Ordaz Coppel no quiere usar recursos públicos para desarrollar jugadores porque considera que eso no es una prioridad. 

Actualmente, explica, el gobierno estatal destina 200 mil pesos mensuales a salarios para nueve personas y para el mantenimiento de las instalaciones. 

“Se terminó el convenio y se fue la MLB. En carne propia vieron que es un gastadero de dinero y mucho esfuerzo. Ya saben que no es tan fácil sacar prospectos, que se gastaron 700 mil dólares y no recuperaron ni un cinco. Así se gasta en una academia de beisbol. Aquí es mucha inversión para el uso que se le da. No hay utilidades. 

“El gobernador dice que ‘no quiero que vengan los equipos de la LMB y se lleven a los peloteros con el dinero de mi inversión, con los impuestos de los ciudadanos’. Por eso no le quiere meter (más recursos). Pero ya vio que es peor que nadie la use”, expone Zazueta.

Desde hace dos meses, los Toros de Tijuana están usando las instalaciones. Ya pidieron al gobierno estatal que les permita su operación. 

“La gente cree que ya se ganó mucho dinero cuando un jugador mexicano es vendido a las Grandes Ligas, pero no. Para sacar uno hay que dejar de vender a 30. Por eso creo que es poco que los equipos que forman talentos se queden sólo con 25% del bono producto del traspaso de un jugador, como exige la MLB a las organizaciones mexicanas. Pienso que lo justo es que el pelotero se lleve 50% del monto y la otra mitad sea para el equipo que lo desarrolló”, explica. 

Ponchado

El hijo de Zazueta, del mismo nombre que su padre, firmó como agente libre como prospecto para los Astros de Houston en 2003. Cuando en 2007 intentó jugar en la Liga Mexicana de Beisbol descubrió que estaba congelado.

El jugador alegó que a él ningún equipo lo desarrolló y que no sabía que tenía que darle parte de su bono a un club para garantizar su contratación si regresaba a México. Hasta 2016 los Acereros de Monclova le dieron trabajo. 

“Mi percepción cambió. Yo estaba equivocado sobre que los equipos de LMB firmaran a los muchachos y les quitaran parte del bono. Me faltaba vivir lo que se invierte en una academia. No estoy de acuerdo en que los firmen, que no les inviertan en nada, pero quieran el bono. Mientras los desarrollen sí les toca el dinero porque están gastando en ellos”, confiesa Zazueta, de 67 años.

–¿El presidente electo y su proyecto de desarrollar prospectos enfrentará lo mismo?

–Verá que invertirá un montón y quién sabe si habrá prospectos. Verá que el porcentaje será muy pequeño de los que lleguen; 70% no va a jugar profesional, pero les ayudará a hacerlos deportistas. Si le gusta el beisbol y lo promueve, que lo vea de forma más integral: por salud, educación, por alejar a los muchachos de vicios, no por venderlos a la MLB. La mayoría va a terminar jugando en LMB, que es la que les puede dar trabajo.