Extorsión y amenazas salpican al basquetbol mexicano

Un escándalo sorprende en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional: el presunto cobro de “moches” en la contratación de jugadores. Según el representante español Moisés Cohen, el presidente de los Aguacateros de Michoacán, Juan Manuel González, le pidió elevar el valor de los contratos de cuatro jugadores para obtener una comisión en efectivo. De acuerdo con el federativo, él es una víctima de extorsión de parte del representante. Lo cierto es que las autoridades de este deporte profesional tienen el reto de resolver un caso que pinta para ser inédito y de evitar que se extienda en la liga. 

El presidente de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP), Sergio Ganem, abrió una investigación para esclarecer una denuncia del representante internacional Moisés Cohen contra el presidente del club Aguacateros de Michoacán, Juan Manuel González, a quien acusa de haberle pedido que incrementara 30% el precio del contrato de unos jugadores para que ese dinero se lo entregara en efectivo. 

El español Moisés Cohen envió un correo electrónico a la LNBP para informar que a finales de julio había pactado con González el fichaje de cuatro de los jugadores que representa, pero que cuando le hizo llegar los contratos, éste le pidió que aumentara el monto del salario de los jugadores y le entregara la diferencia.

“Me negué rotundamente a esta práctica. ¿En qué terminó? Que este señor ya no me fichó. Una prueba de esto es que este señor ya había cerrado un acuerdo con Correcaminos (de Tamaulipas) para la carta de Cézar (Guerrero) y como nos negamos al chantaje, pues lo echó atrás. He hecho negocios con diversas franquicias en México (Monterrey, Zacatecas y Mexicali) y jamás nadie intentó robar a su equipo de esa manera. Gente así es mala para su liga”, escribió Cohen.

Asimismo el representante se puso a disposición de la LNBP para cualquier aclaración o entregar “pruebas” que, según el correo electrónico, son mensajes enviados vía WhatsApp.

Cohen confirma a Proceso que, efectivamente, él envió ese correo electrónico. En entrevista realizada vía telefónica el martes 4, Cohen narra a detalle lo ocurrido. Dice que el directivo ya había arreglado que el equipo Correcaminos cediera a Cézar Guerrero. Entonces le pidió un “peaje” para concretar la contratación. 

–¿Ya le había pasado algo similar? 

–En ciertos países que nosotros llamamos, entre comillas, tercermundistas, donde hay mucha corrupción o necesidad de dinero. México es un país donde yo creí que esto no existiría. En algunos países de Latinoamérica me ha pasado dos o tres veces, pero en México nunca. Le he vendido a varios equipos y nunca me hicieron una propuesta así. 

–¿Por qué decidió informar al presidente de la LNBP?

–Porque esto es una vergüenza. Pienso que no es justo que la gente vaya así por la vida. Esto hay que combatirlo. Yo pude haberlo dejado pasar y ya está; o intentar luchar contra ellos. Tengo entendido que los jugadores se iban a comprar con el dinero del gobierno de Michoacán. Todo el mundo sabe que el presidente de la franquicia no dispone de dinero para atender estas situaciones. . De hecho me puse en contacto con ellos. A quien le está robando es al gobierno de Michoacán. Me llamaron, me preguntaron detalles de cómo había sido y yo les conté. 

“Para mí hubiera sido más fácil callar, pero yo no soy un corrupto. Nosotros somos la agencia más importante de Europa (BeoBasket), no trabajamos con malandros ni con bandidos. Lo más fácil hubiera sido sobrepagar a los jugadores y decirles me van a tener que dar parte de su salario porque tengo que pagarlo, haber cogido el dinero y dárselo al intermediario. 

“En el momento que le digo que no, él me dice: ‘Moisés, buenas tardes. Renunciamos a los derechos de adquisición de Cézar Guerrero. No pienso ficharle más a ningún jugador’. Y yo le respondí: ‘eres un corrupto’. Luego me llamó por teléfono, me pidió que no fuera a México porque entonces me iba a pasar algo. Le dije: ‘La amenaza que me has hecho por teléfono la he grabado’”, detalla el agente.

Según Cohen, hasta el momento de la entrevista no había recibido una respuesta oficial, pero sí había hablado por teléfono con el presidente de la LNBP, quien, sin embargo, no le había solicitado los mensajes de WhatsApp que puso a su disposición.

“Pero este tema es vox populi, algunos dueños de equipos me han preguntado (sobre el caso)”, añade Cohen. 

Las dudas

Ganem asegura que desde hace 15 días comenzó una investigación para esclarecer el tema. El presidente de la LNBP refiere que no cuenta con evidencia suficiente que demuestre que la denuncia de Cohen es real. Dice que le pidió los mensajes de WhatsApp, pero que el representante le advirtió que “no son contundentes”. 

Cohen prometió enviarle como evidencia unos correos electrónicos que intercambió con Juan González. Hasta el cierre de esta edición, Ganem no los había recibido. 

“Es el dicho de uno contra el dicho de otro. Fuera de eso no hay pruebas fehacientes que demuestren lo que uno y otro argumentan. El agente expone una propuesta fuera de lugar en la venta de los jugadores; el asociado dice que por no contratarle los jugadores (el representante) se molestó y por eso lo está acusando. 

“El que denuncia tiene la carga de la prueba, pero si me llegan de una parte o de otra las pruebas que confirmen lo que dicen, haré un expediente que someteré a consideración del Consejo Directivo.”

A Ganem le llama la atención que Moisés Cohen se haya tomado la molestia, con nombre y apellido, de enviar un correo electrónico para señalar a González. Dice que es muy común la existencia de desavenencias entre directivos y representantes cuando negocian la contratación de jugadores, pero que no hay registro de un caso grave como éste. 

“El punto a destacar es la acusación muy puntual que realiza el agente porque no es una situación típica. Pero también el directivo dice cómo es posible que me difame cuando yo mismo soy presidente de la organización, ni modo que me autorrobe. 

“Si al final de la indagatoria se confirma que es cierto, entonces vamos a sancionar de acuerdo al estatuto. En esta administración hay cero tolerancia. Sería muy temerario tomar sólo una u otra versión y actuar en consecuencia”, aclara Ganem.

Entre risas

Juan Manuel González, presidente de los Aguacateros de Michoacán, dueño de la franquicia y asociado ante la LNBP, insiste en que los señalamientos son falsos. Según su versión, le envió un mensaje de WhatsApp a Cohen para informarle que el equipo no contaba con dinero suficiente para contratar a los jugadores. Explica que, entonces, Cohen lo llamó por teléfono (y no al revés como asegura el agente) para insultarlo y amenazarlo. 

“Creo que él se molestó porque pensó que sí se los iba a comprar, pero estaban fuera de nuestro alcance. Eso se lo dije en un mensaje (de WhatsApp) y cuando me llamó estaba molesto. Empezó a decir un montón de cosas. 

“Utilizó palabras altisonantes contra mí. Concretamente, no me acuerdo lo que dijo porque yo seguí trabajando. Nunca me había pasado algo así y lo dejé de lado. Estaba con mi cuerpo técnico en una conversación en el altavoz y me dijo: ‘Vas a ver’ y etcétera… ‘Esto no se va a quedar así’. Posteriormente, me escribió una serie de mensajes donde me amenazó. Me decía que me iba a acusar que porque esto no se hace.” 

González añade que la supuesta llamada que le hizo Cohen fue el miércoles 8 de agosto a las 11:16 horas y que se extendió cuatro o cinco minutos. Explica que días después se comunicó con Ganem para informarle la situación y que no hizo ningún señalamiento para pedirle a la LNBP que alertara a otros clubes sobre la conducta de Cohen.

–¿Usted informó sobre este hecho al gobierno de Michoacán?

–Al presidente del patronato (Gilberto Morelos). Dije: ya se le pasará el coraje, se calmará. No tengo nada de qué arrepentirme o sentirme mal. Lo que digo es lo que sucedió. Cuando conté lo que pasó se rieron, porque es una acción que no la puedes creer. 

–¿La respuesta del presidente del patronato fue reírse?

–Sí. La gente que estábamos ahí decidimos no tener más relación con esta persona. De mi cuerpo técnico, Jesús Tejeda y Omar Quintero escucharon lo que me dijo (el representante) en la llamada y ellos pueden ser mis testigos si lo solicita la LNBP. 

Proceso contactó a Gilberto Morelos el jueves 6 a mediodía. La reportera solicitó una entrevista para abordar el tema. Morelos se escuchó sorprendido cuando se le hizo la petición. “No, lo desconozco. ¿De quién se trata? Desconozco el tema”, respondió.

–Juan Manuel González dijo que le informó a usted que el agente Moisés Cohen lo acusó de haberle pedido que subiera el precio de los jugadores y le entregara ese dinero en efectivo –se le comenta a Morelos. 

–(Silencio largo) No conozco ese detalle. Supe que hubo un problema con el presidente del equipo, pero no que era a ese grado.

Morelos pidió a la reportera llamarlo nuevamente en 30 minutos. No volvió a contestar el teléfono. 

Juan González se rehusó a revelar cuál fue el monto que le pidió Moisés Cohen por la compra-venta de los jugadores. Tampoco quiso informar cuánto costó la operación del equipo Aguacateros en 2017-18 y de qué tamaño será la inversión para operar la temporada 2018-19. 

La tarde del miércoles 5, el presidente de la LNBP convocó a una videoconferencia a los integrantes del Consejo Directivo: el secretario de Finanzas, Gabriel Delgado (Panteras de Aguascalientes); el secretario de Desarrollo Institucional, Alejandro Marcocchio (Abejas de León); el comisario, José Carlos Cota (Soles de Mexicali); el secretario de Asuntos Técnicos, Roberto Alvarado (Libertadores de Querétaro); el secretario de Desarrollos de Ligas Afiliadas, Víctor Mariscal (Santos de San Luis); y el secretario jurídico, Israel Gutiérrez (representante de los equipos propiedad de Grupo Multimedios). 

También participó el comisionado general de la LNBP, Alonso Izaguirre. A todos ellos, Ganem les expuso la situación.

“Seis de los dueños de equipos somos miembros del Consejo Directivo. A este tipo de cosas, te puedo garantizar, le vamos a dar el mayor de los seguimientos y si llega a demostrarse, habrá un castigo ejemplar. Ésta es una nueva liga, estamos llegando empresarios a los que no nos gusta la corrupción, que queremos que la liga crezca y este tipo de cosas no nos agradan”, advierte Roberto Alvarado.

El artículo 38 del estatuto de la LNBP establece que la calidad de asociado se perderá si el Consejo Directivo decreta una suspensión “por observar una conducta que vaya en detrimento del prestigio de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional”. 

La directora de la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte de Michoacán, Jessica Moreno, se deslindó del conflicto entre Cohen y González. 

En un comunicado, la funcionaria explicó a este semanario que la administración del equipo es responsabilidad de los Aguacateros; aclaró que “no tenemos conocimiento del proceso ni estrategias del equipo para definir la cotización y transferencia de jugadores. No obstante, estamos en favor de que Juan Manuel González, propietario de la membresía del equipo, precise con claridad y transparencia lo relativo a las transacciones de jugadores, pues tenemos conocimiento de que fue una decisión exclusiva de él”.