Las HHH

Las Histéricas Historias de las Histriónicas Hermanas Hímenez es un espectáculo de cabaret que la feminista Compañía HHH desarrolló en el Centro Femenil de Reinserción Social Tepepan, con mujeres que viven ahí. Dieron una función al público en el Teatro Sergio Magaña y harán otras presentaciones en el Centro de Santa Marta Acatitla y de nuevo en Tepepan.

La Compañía HHH, conformada por Yanet Miranda y Ana Beatriz Martínez, junto con las actrices de Tepepan, hacen un espectáculo genial con todo el humor y el atrevimiento del mundo, para reivindicar los derechos de las mujeres y poner en tela de juicio los privilegios que gozan y han gozado desde hace siglos los hombres.

No se tientan el corazón para exclamar denuncias certeras de los micromachismos y del machismo evidente que vivimos hoy en día. No hay formalismos y seriedad; ellas se burlan, y en tono de chunga y con mucha ironía, juegan y se divierten en el decir; tocan un instrumento, actúan y cuentan sus historias. Son testimonios transformados en teatro, son historias ficcionadas en el presente. Reales o no, son verdaderos, pues las involucra no sólo a ellas sino a nosotras las mujeres inmersas en este sistema patriarcal.

El espectáculo gira en torno a 7 mujeres que en los treinta formaron una banda de punk, feminista, antiespecista, vegana, antigluten, poliamorosa y artesanal de Oaxaca, llamada Las Histriónicas Hermanas Hímenez, a raíz de su encuentro para hacerle una vasectomía a su padre (con una madre diferente cada una) apellidado Jiménez. Ya en la vejez se reencuentran en el convento de Tepepan y es desde ahí donde recuerdan anécdotas chuscas de aquellos tiempos, disvariaciones y situaciones a las que se enfrentaron. Siendo ya unas reverendas ancianas, cantan y tocan sus mayores éxitos:

“Yo no cogí, me cogieron”; “M.I.A.U” (Mininas Interviniendo Autónomas Ultravioletas), con la que hacen bailar al público; “Mujeres al poder”, con la cual cierran el show.

Ya hace un par de años la Compañía HHH lo había presentado en el Festival Internacional de Cabaret del Teatro Bar El Vicio. Las mujeres de Tepepan, después de verlo, se entusiasmaron por hacer una nueva versión bajo la dirección de la compañía. Para esto Yanet Miranda y Ana Beatriz Martínez, en colaboración con otras mujeres (Leonora, Claudia, Karla, Jimena, Giselle, Ana, Cynthia, Gina, Erika y Nancy), realizaron talleres de teatro y cabaret con un apoyo del Fonca, en donde les enseñaron a tocar un instrumento, a cantar, a actuar y a conocer los principios básicos del feminismo. 

En este espectáculo, Nefra, Vianney, Gloria, Katy, Marlem, Tani y Guadalupe se muestran seguras en el escenario. Al finalizar, expresaron cómo esta experiencia les había cambiado su perspectiva de vida. Salió a la luz la inequidad en los apoyos culturales y recreativos que se dan en las cárceles varoniles en comparación con las femeniles, donde son mínimos; y cómo en las primeras hay colas de mujeres yendo a visitarlos y en las de ellas poco a poco las han ido dejando solas.

El trabajo de la Compañía HHH es admirable y requiere de apoyos para su continuidad. Confirma al teatro como un medio de liberación y al feminismo como una herramienta pedagógica para construir procesos educativos concientizadores para mujeres olvidadas por la sociedad y por la mayoría de sus familiares.

La Compañía HHH y las mujeres de Tepepan hacen un trabajo revitalizador. Su corazón es fuerte y combativo. Indican nuevos caminos que está siguiendo el teatro hecho por mujeres y que urge visibilizar.