Maestros exigen que se respete su lugar como directores de planteles

Señor director:

Nos dirigimos a usted para solicitarle un espacio en su prestigiosa revista a fin de exponer una serie de acontecimientos que vivimos un grupo de profesores calificados como idóneos en el Concurso de Oposición para la Promoción a Cargos con Funciones de Dirección en Educación Media Superior de la Unidad de Educación Media Superior Tecnológica Industrial y de Servicios (UEMSTIS), ciclo escolar 2018-2019, del Servicio Profesional Docente.

Se narra lo siguiente para disipar rumores e informar de primera fuente a los interesados. Enfatizamos que nuestro propósito es exigir que las autoridades educativas reconozcan nuestro derecho a ocupar los puestos de director que ganamos de manera legal y en estricto apego a la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD).

Como ninguno de nosotros ha sido llamado o informado por las instituciones pertinentes, y siendo que la vigencia de nuestra idoneidad comenzó el 16 de agosto último, hemos ejercido nuestro derecho de petición, consagrado en el artículo 8 de nuestra Carta Magna, ante las autoridades educativas correspondientes, la Secretaría de la Función Pública y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Sin embargo, seguimos esperando una pronta respuesta favorable, fundada y motivada que no denigre nuestros derechos adquiridos ni viole nuestras garantías individuales.

Quienes eran directores expresaron su deseo de permanecer en el cargo solicitando una prórroga de su nombramiento (cuya vigencia ya concluyó) para poder participar en la próxima evaluación de desempeño y, así, renovar su cargo, tergiversando el artículo 28 de la LGSPD. Olvidaron que, en estricto apego a la ley, al término de su nombramiento deben regresar a dar clases. 

Es importante aclarar que el hecho de que algunos exdirectores, por “razón desconocida”, no hayan sido evaluados durante el ejercicio de sus funciones no es responsabilidad de quienes cumplimos con los requisitos y lineamientos establecidos, como parte de un trabajo conjunto del Servicio Profesional Docente y del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Si se les otorgara a los exdirectores –quienes materialmente todavía ocupan el cargo– el privilegio de una evaluación fuera de tiempo y norma, y se desconociera nuestra idoneidad, el sistema de promoción a cargos de dirección del Servicio Profesional Docente, con su convocatoria pública oficial de la UEMSTIS 2018-2019, evidenciaría falta de legalidad y legitimidad.

De permitirnos un espacio en tan prestigiada revista continuaremos informando a los lectores los hechos subsecuentes, así como las determinaciones de quienes nos deben dar una pronta solución que cumpla con lo establecido por la LGSPD.

Atentamente: 

Israel Barranco Sotelo, Víctor Amaro Guerrero Castro, Álvaro Fabián González, Lenda Patricia Hernández Flores
y Francisco Hernández Torres