Solicita la intervención de Javier Sicilia ante AMLO para cambiar la ruta del Tren Maya

Señor director:

Le solicito publicar la siguiente carta dirigida al escritor Javier Sicilia. 

Don Javier, he leído lo que usted ha escrito sobre el proyecto del Tren Maya. Coincido plenamente con su opinión, es una aberración en todos los sentidos. 

Es bien sabido que el suelo de la Riviera Maya y de toda la península yucateca es de roca calcárea, pero donde radica el problema más grave es, precisamente, en la Riviera porque bajo su suelo rocoso existen enormes cuerpos de agua y, como se sabe, el agua tiene ácido carbónico (C02), que va disolviendo en unos años esta roca, causando colapsos y formando los cenotes que ya conocemos. 

Este colapso, y el de los vagones, podría acelerarse con las vibraciones causadas por el paso del tren que se quiere construir. 

Don Javier, usted, como una persona ya muy conocida, podría platicar con el presidente de México para que entrara en razón y, por lo menos, modifique el trazo para que no pase por la Riviera Maya y tampoco por las reservas de Calakmul. 

La vía férrea ya existe desde hace tiempo hasta Valladolid, Yucatán, y podría extenderse cerca de Cancún; así se salvarían fauna, zonas arqueológicas y medio ambiente. 

Que la península yucateca no se convierta en otro Cancún, con grandes hoteles y carísimos restaurantes convirtiendo a los campesinos y al pueblo maya en asalariados que poco a poco perderían la identidad de su glorioso pasado. 

No permitamos este aberrante atentado, don Javier. Mejor que nuestro presidente consulte a los profesionales en ciencias de la tierra, como son geólogos, geofísicos y ecólogos, y no a personas que no saben nada de estas disciplinas, pero que votaron por el “sí” en una consulta reciente.

Hubiera sido mejor resucitar el tren regiomontano, tan útil por su conexión con la Ciudad de México. Era una delicia viajar en esa ruta, saliendo a las seis de la tarde para llegar a las nueve de la mañana a la Sultana del Norte. 

Don Javier, por lo menos mándele una carta al jefe del Ejecutivo, por favor, antes de que sea demasiado tarde.

Atentamente: 

Alberto Huesca Jiménez