El vergonzoso Foro del Fonca

El profundo daño que ha generado en la comunidad artística la política cultural de modelo asistencialista, que implementó el expresidente priísta Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) –a través de los estímulos que otorga el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca)–, se comprobó el jueves 7 de marzo durante el Foro de Consulta para la comunidad artística que organizaron los responsables del mismo Fonca en la Biblioteca México de la capital del país.

Centrada en el otorgamiento directo de recursos económicos que equivocadamente se definen como becas –cuando en realidad son subsidios o sustituciones de un seguro de desempleo–, la estrategia salinista, lejos de estimular la construcción de conciencias creativas, ha servido para anestesiar tanto el pensamiento crítico como el compromiso social de los artistas.  

Incapaces de escuchar y dialogar con argumentos objetivos, los creadores se comportaron de una manera tan descontrolada que, con su sola actitud, contradicen lo que afirmó el también artista y subdirector de Desarrollo Cultural de la Secretaría de Cultura, Edgar San Juan: “Los creadores son lo más valioso que tiene México”. Comentario excluyente que devela los valores antidemocráticos del funcionario ya que, en la construcción de un país, todas las profesiones y todos los ciudadanos son igualmente valiosos y necesarios.

A diferencia de la inseguridad y desconocimiento que desde los Espacios de Encuentro y Diálogo realizados en noviembre de 2018 ha manifestado San Juan (Proceso, 2196), el coordinador general del Fonca, Roberto Frías, planteó tanto un acertado diagnóstico de la institución –basado en datos duros como algunos retos para afrontar, como que durante los 30 años que tiene la institución se han recibido 128 mil 268 solicitudes, de las cuales sólo se han beneficiado a 11 mil 872 personas.

Además de que los apoyos se han concentrado en un 63% en la Ciudad de México, se planteó como un reto “definir estrategias que permitan mayor inclusión y diversificación de los beneficiarios”.

En lo que corresponde al Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA), se informó que en 25 años el estímulo de 15 salarios mínimos mensuales –actualmente aproximadamente 32 mil 278 pesos– se ha otorgado a un mil 597 artistas, de los cuales algunos han mantenido los beneficios hasta por 21 años. Y aun cuando miembros de la comunidad artística se molestaron por estas cifras, es conveniente recordar que, en el ámbito de las artes visuales, sí existen artistas que han gozado durante por lo menos 18 años del estímulo, entre ellos Perla Krauze, Alberto Castro Leñero e Irma Palacios.

Los problemas que existen en los procesos de evaluación y selección del Fonca también fueron mencionados por Frías. Consciente de que el relevo entre jurados, tutores y beneficiarios genera círculos viciosos “en los que hay margen para dinámicas de parcialidad”, propuso constituir jurados plurales en los que participen creadores, académicos, gestores y otros actores culturales. Una medida adecuada para combatir la endogamia, tribalidad y burocracia artística del Sistema que fue rechazada por los asistentes.

En cuanto al programa de Jóvenes Creadores, después de afirmar que no se cancelará, el funcionario propuso que los beneficios se otorguen con base en los requerimientos específicos de los proyectos. Como era de esperarse, también fue rechazada la propuesta manifestando, abiertamente, que los estímulos no son únicamente para crear sino también para la manutención cotidiana.

Lamentable y vergonzoso por la actitud de los artistas, el Foro de Consulta develó un gremio soberbio, agresivo y asustado, que se resiste a perder los irresponsables privilegios que les dejó el salinismo (la trasmisión del foro, en el canal youtube del Fonca).