Acerca de “Cero donaciones”, de Blanca González Rosas

Señor director:

Me refiero a la nota publicada en el número 2209 de Proceso [“Cero donaciones”, p. 68], del 3 de marzo del presente, por Blanca González Rosas, colaboradora del semanario que atinadamente usted dirige, en la que hace señalamientos sobre los donativos otorgados durante la administración del Lic. Rafael Tovar y de Teresa a la Asociación Civil Puerto Cultura. Con relación a esa nota, resulta conveniente hacer algunos comentarios.

En junio de 2013, se le solicita la renuncia como Director General del Instituto Nacional de Antropología e Historia a Raúl Sergio Arroyo, tras su oposición a proyectos que afectaban negativamente el patrimonio cultural como el Teleférico Puebla, que atravesaba el Centro Histórico de Puebla, entre otros, o a la imposición de titulares para los Centros INAH, propuestos por gobernadores estatales.

Como consecuencia de esta situación, en un acto de solidaridad, Eduardo Vázquez Martín, quien se desempeñaba como Coordinador Nacional de Difusión del INAH, presentó su renuncia. Sin cargo público alguno, por lo anterior, se decidió echar a andar una Asociación Civil sin fines de lucro con la finalidad de desarrollar diversas iniciativas culturales.

La Asociación Civil Puerto Cultura, enfocada a la promoción, difusión y generación de proyectos culturales sin fines de lucro, destinada a colaborar con instituciones públicas y privadas, y facultada para recibir donativos deducibles de impuestos, habiendo presentado desde su puesta en marcha diversos proyectos culturales justificados y fundamentados en la utilidad social y en la actividad cultural a desarrollar, los cuales invariablemente han sido analizados y evaluados por las dependencias para su aprobación. Derivado de este procedimiento se ha accedido a los apoyos.

El primer proyecto que desarrolló y gestionó Puerto Cultura se llamó Poder y Vanguardias, convirtiéndose posteriormente en la exposición “Vanguardia Rusa”, que se presentó con éxito en el Palacio de Bellas Artes en 2015.

Los otros proyectos desarrollados por la Asociación Civil Puerto Cultura fueron Exposición Conmemorativa del Centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, convirtiéndose posteriormente en la exposición “Constitución Mexicana 1917-2017. Imágenes y voces” (Premio Miguel Covarrubias) y el proyecto ejecutivo de “Museo de Museos Primera y Segunda Etapa”. Todos los proyectos fueron entregados a cabalidad en tiempo y forma, de acuerdo con los alcances y responsabilidades contraídos por la asociación, conforme a lo establecido por los propios organismos públicos que los requirieron.

Por su parte, Eduardo Vázquez Martín, participó únicamente en trabajos preliminares de investigación documental para “Vanguardia Rusa” en 2013, mismos que dejó a partir de su invitación a encabezar la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México en diciembre de ese año; en el resto de los proyectos no tuvo ninguna intervención ni ha cobrado honorario alguno.

Es importante destacar que la exposición “El exilio español en la Ciudad de México”, desarrollada con motivo del 75 aniversario de la llegada a nuestro país de los primeros refugiados republicanos, no tuvo vinculación alguna con la Asociación Civil Puerto Cultura, ya que se trató de un proyecto al margen de ese organismo y los números relativos a su administración están a la vista.

Cabe mencionar que consideramos que los recursos dirigidos a las asociaciones civiles deben ser transparentes y encaminados a fines culturales definidos por las propias instituciones públicas, no por intereses particulares, siempre como resultado de una política institucional en la que debe prevalecer –como fundamento y garantía– el interés general por la cultura, la creatividad ciudadana, la calidad académica y el rigor profesional. Pero también consideramos que esta afirmación en ningún caso puede implicar una expulsión de facto de la sociedad civil de las tareas culturales.

Atentamente:

Raúl Sergio Arroyo García

Eduardo Vázquez Martín

 

Comentario de la colaboradora

Señor director: 

En mi nota nunca menciono que la Asociación Civil Puerto Cultura haya realizado la exposición “El exilio español en la Ciudad de México. El legado cultural”, que se presentó en 2014 en el Museo de la Ciudad de México. 

Sin embargo, sí cuestiono que el Sr. Eduardo Vázquez, entonces Secretario de Cultura de la Ciudad de México, haya permitido que en un museo adscrito a la Secretaría a su cargo, se presentara una muestra coordinada por su socio en Puerto Cultura, el Sr. Sergio Raúl Arroyo. 

Con base en lo que señalan los señores Raúl Sergio Arroyo García y Eduardo Vázquez Martín en la carta enviada a Proceso, se confirma que la sociedad entre ambos en la Asociación Civil Puerto Cultura nunca se liquidó. Razón por la cual se mantiene abierta la pregunta sobre la pertinencia –o legalidad– de esta colaboración. 

Comprobar que Eduardo Vázquez, Secretario de Cultura de la Ciudad de México de 2014 a 2018, no obtuvo beneficios de los 91millones 779 mil pesos que recibió Puerto Cultura A.C. de 2013 a 2018 (Proceso 2209), es responsabilidad de la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación. 

Atentamente:

Blanca González Rosas