González Schmal celebra el inicio de colaboraciones del ex ministro Cossío Díaz en “Proceso”

Señor director:

Ante todo deseo felicitar el acierto de Proceso al integrar a su lista de articulistas al doctor José Ramón Cossío Díaz, quien concluyó su periodo en la Corte con un honroso desempeño en la más alta función de la administración de justicia. Su “Breve manual de consultas ciudadanas” de la edición de la semana pasada, resulta una atinada y bien documentada disertación sobre el novedoso derecho ciudadano a la consulta que en su breve periodo de vigencia en nuestro texto constitucional, corre el riesgo de estarse distorsionando (aun sin  intención expresa) para convertirse en un artilugio más de manipulación y elusión de responsabilidades de quien ha obtenido la investidura  presidencial para decidir,  con conocimiento de causa y riguroso apego a la finalidad del bien público inherente, la mejor opción respaldándola con la más objetiva y amplia información que la sustente.

Cossío Díaz tiene autoridad moral porque fue el único, de entre los once ministros, que en 2014 votó en contra de la ponencia de la entonces ministra Olga Sánchez Cordero que propuso y logró votación aprobatoria para el rechazo de la Consulta Popular sobre la Reforma Energética que propusieron, cumpliendo los requisitos del artículo 35 constitucional, diversos partidos, incluido Morena y el propio Cuauhtémoc Cárdenas. Con el transcurso del tiempo y las consecuencias de dicha Reforma nos damos cuenta de la razón que tenía el ex ministro al haber apoyado el derecho democrático de consulta popular que hubiera regresado al Senado la ley para subsecuente revisión.

Atentamente:

Jesús González Schmal

[email protected]