Zapata une a 100 caricaturistas

Este miércoles 10 de abril se conmemora el asesinato de Emiliano Zapata. Para el acontecimiento, el monero
Kemchs convocó a un centenar de sus colegas de las más diversas tendencias a realizar una muestra en el Museo de la Caricatura del Metro Zapata y un libro. De acuerdo al dibujante, el gremio jamás había estado tan polarizado políticamente como ahora, pero el revolucionario “nos permitió ser un tema muy noble para todos”. En la compilación 100 años, 100 Zapatas hay trabajos de lo más representativo de nuestros artistas de la caricatura, como Posada, Rius, Naranjo, García Cabral…

El ilustrador, investigador y pintor Arturo Kemchs nomás se puso a invitar a sus colegas moneros para su compilación 100 Años, 100 Zapatas con una caricatura por autor, dando por resultado un libro que plasma a una centena de moneros mexicanos aportando su postura o estilo particular para el personaje de Emiliano Zapata, a un siglo de su muerte.

“Aprovechando que todo el año me imagino habrá conmemoraciones y eventos a Zapata como lo anunció Andrés Manuel López Obrador, los moneros obligadamente debíamos hacer nuestro libro. Nosotros contamos con el Museo de la Caricatura en la estación del Metro Zapata lleno de Zapatas, y de ahí se me ocurrió compilar un volumen, porque ya tenía 40 cartones yo en mi computadora y me dije: Si ya tengo casi la mitad del libro, ¡adelante!”

 Es un proyecto colectivo largamente añorado por Arturo Kemchs Dávila (D. F., 1958). Se considera “egresado de la UNAM en la carrera de caricaturista político”, por haber publicado su primer cartón en la Gaceta de la UNAM cuando era estudiante, allá por 1978.    

 “Fíjate que yo ya tengo muchos años haciendo este tipo de libros conmemorativos y de compilaciones invitando a mis compañeros cartonistas y moneros para que se incorporen, es un proyecto de todos con miras a los cien años de su asesinato que se cumplen el próximo miércoles 10 de abril.”

A las pruebas se remite:

Con el reportero y el fotógrafo Alejandro Saldívar de Proceso en el Toks de Taxqueña, frente a un café mañanero, rinde un montón de títulos: Karton Sutra. El humor erótico de Kemchs (2005) y Malsano. El libro del tabaco (2009), en su propia tinta; más las antologías No contaban con mi astucia. Homenaje a Roberto Gómez Bolaños (Universidad  Popular Autónoma de Veracruz e UNIHG!, 2016); los tres tomos de Trump; 19 de septiembre. Moneros solidarios y Mujeres por la Equidad (Ed. La Katrina y Museo de la Caricatura, Metro Zapata, 2017). Destaca sobre la mesa la publicación 68 A Cincuenta Años. Caricatura, Historieta e Ilustración (STUNAM, septiembre de 2018), éste compilado con el caricaturista puma Armando Gámez Padrón.

“De hecho, yo soy el director del Museo de la Caricatura en el Metro Zapata. El jefe de gobierno anterior inauguró varias estaciones emblemáticas del Metro, comenzando por el de la lucha libre; después la de los boxeadores, me invitaron a la inauguración y ahí le hice la petición a Mancera: ‘Oye, ¿y nosotros qué?’; ‘Pos ustedes ¿qué de qué?’; ‘Pues queremos una estación también, mano, ya hay una para científicos del Poli y de la UNAM, son varias, yo te hago la de la caricatura’. El profesor Sandalio Sáenz de la Maza nos ayudó muchísimo, lo que ves allí en Zapata suman mil piezas en los andenes, en los muros, procuré que no me faltara ningún caricaturista y hay un pasaje donde están todos los retratos nuestros que llegan a más de 200 autores.” 

 Funcionó. La exposición permanente no tiene parangón en ningún otro espacio público similar en el planeta, ostenta Kemchs.    

–¿Fue Posada el primero en retratar a Zapata? 

–Posada no fue el primero en dar a conocer los grabados de Zapata, lo que pasa es que es el más famoso por La Catrina y luego los Zapatas que hizo, pero Zapata ya había sido dibujado con anterioridad. Sólo que las caricaturas que están allí en el Metro empiezan con una de Posada y otra del veracruzano Chango García Cabral. Curiosamente para el libro 100 Años… convencí al hijo del Chango, Vicente, de que me enviara un Zapata suyo. 

 “Están Naranjo, Ahumada, Magú, El Fisgón, Rocha, Helguera, Helio Flores, los del semanario Proceso… Y me pareció extraordinario que acabo de hallar un Zapata por Rius, él sabía de este proyecto y le dije ‘necesito que me hagas un Zapata, ¿tienes uno por allá?´, y me dijo: ‘Tengo uno en una portada pero es un grabado, porque cartones y dibujos de Zapata nunca he hecho’. Ni hablar, ¿no? Y Me puse a escarbar mis archivos y di con un Zapata de Rius que ni él mismo se acordaba ya que lo había hecho.”

Arturo Kemchs escribió un textito a manera de prologo para 100 Años, 100 Zapatas donde, como es su costumbre, cuenta la historia del libro, el porqué lo hizo y quiénes contribuyen, mencionando que los caricaturistas han tenido “mucho auge con sus versiones de Zapata”, a raíz del movimiento zapatista de Chiapas.

“Nosotros somos los que dibujamos la historia, mano. Ustedes como periodistas la escriben, las noticias son parte de la historia; ustedes (señala la cámara de Alejandro Saldívar) la fotografían, pero nosotros los caricaturistas hacemos el trazo de los sucesos en el tiempo. Dentro de 200 años los pueblos van a ver nuestros cartones y van a decir: ‘¡Ah, mira, así vieron la historia los moneros!’. Son testimonios gráficos que vamos dejando para el futuro.”

 –¿Cuántos Zapata ha dibujado Kemchs?

–Nomás voy a participar con uno en este proyecto, que está en el Museo de la Caricatura… Allá tenemos treinta y tantos que vendrán en el libro. Hice otro pues ya sabes cómo son los compañeros, me pidieron hacer más Zapatas porque aparentemente era fácil para mí meter el mismo por ya tenerlo hecho, entonces hice tres y cuatro Zapatas posteriores para demostrarles que yo también iba a ponerme a chambear, ¿no?

–¿A quién le planteó usted la publicación de 100 Años, 100 Zapatas?

–De hecho, la sorpresa es que pueden ser dos libros, no uno. 

–¿Cómo?

–Te platico la historia…

Nobleza obliga

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM) ingeniero Agustín Rodríguez Fuentes y su secretario de prensa y propaganda, Alberto Pulido Aranda, lanzaron en septiembre de 2018 el libro (ya citado) sobre el movimiento estudiantil: 

 “Con Armando Gámez Padrón, los del STUNAM me invitaron a platicar para ver si les prestaba yo el espacio del Metro Zapata con el propósito de montar allí la exposición del 68 A Cincuenta Años.”

Kemchs asintió, advirtiendo que se “la debían retirar el mes de abril del 2019” porque ya tenía un proyecto distinto.

“Me preguntaron qué proyecto tráis y les dije ‘Voy a hacer lo de Emiliano Zapata’, y ellos: ‘¡Ya no hacemos la del 68, nos vamos con la de Zapata porque a nosotros también nos interesa!’ Y como hicimos el libro del 68 A Cincuenta Años… me invitaron a hacer otro y propuse el título 100 Años, 100 Zapatas, aunque no sé si efectivamente se titulará así su compilación.”

Kemchs entregó alrededor de ochenta cartones y “los del STUNAM terminaron de acompletarlos invitando a los demás caricaturistas, pero como sea yo por mi lado voy a sacar la compilación que sí se va a llamar 100 Años, 100 Zapatas con el Museo de la Caricatura del Metro Zapata y exponer la muestra en dicha estación si es posible”.

–¿Quién se apasionó más con el tema del libro entre sus colegas?

–Fíjate que yo encontré una excelente respuesta, desde el momento en que les hablé y les dije de qué se trataba me comenzó a llegar el material. Y como todo en la vida, algunos poquitos mandaron ya casi al último minuto, en la rayita, pero no exagero. Zapata es un personaje que nos unió a los moneros, independientemente de la ideología de los caricaturistas.

“Tú puedes hablar con Paco Calderón y mandó su Zapata. Y con Magú, mandó su Zapata. Y hablas con los de La Jornada y mandaron todos todos, independientemente de la ideología, hubo participación. Es digno hacer mención que Zapata nos vino a unir en un momento histórico que por cuestiones ideológicas estamos desunidos.”

Kemchs ha publicado sus obras en “un chorral” de periódicos (algunos ya extintos como Cine Mundial y La Afición, en El Heraldo, Ovaciones, unomásuno, El Universal) y revistas (La Garrapata, Siempre!); además, desarrolla su labor filantrópica infantil en la Fundación Arte Down México, que él dirige.

“Y es que yo que ya tengo 40 años en la caricatura nunca me había tocado una división entre los moneros tan fuerte, si bien toda la vida hubo discrepancias por creencias políticas, pero jamás tan marcadas como ahora. Andrés Manuel vino (ríe) a dividirnos ahí, mano, tú lo has visto que hasta en la misma familia mexicana la mamá está a su favor y el papá en contra, los hermanos y primos tienen rencillas entre ellos si de Andrés Manuel se trata, o sea, con su llegada a la presidencia él ha polarizado y se ha politizado mucho la sociedad mexicana.”

A diferencia del libro del 68 A Cincuenta Años… en 100 Años, 100 Zapatas no habrá historietistas.

“Lo valioso del proyecto es que cada uno de mis compañeros aporta una visión particular del héroe. Muy pocos se han basado en la misma foto, hay caras muy cómicas, cambian los bigotes, por ejemplo el de Perujo, de El Economista, en cuyo sombrerote lleva panes y el bigote es de pan. O sea, cada caricaturista le puso su chispa peculiar. Es un libro de colección, yo no recuerdo ningún otro donde se hayan juntado tantos caricaturistas, Zapata nos permitió ser un tema muy noble para todos.

“Gámez es quien me ayuda a hacer el libro del STUNAM, pero no sé cuántos vaya a incluir, como te digo yo el mío lo hago por mi lado. El que estoy armando será en formato de 22 por 16 centímetros, 120 páginas con el prólogo y en papel couché, como el del 68.”

–¿Cuándo abrirá la exposición de 100 Zapatas en el Metro Zapata?

–Me ha estado costando mucho trabajo contactar a la gente del Metro. Hace tiempo, cuando la nueva directora del Metro entró, dijeron que me recibiría apenas cumplieran 100 días de gobierno.

Tenaz, el caricaturista se encontró casualmente con el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, quien propuso un “Te la traes a la SEP”.

“Entonces, hasta ahora no se han terminado de abrir las puertas en el Metro; pero yo quiero pensar que sí se va a hacer, tenemos todo el año para lograr una exposición fenomenal y sería la primera allí, en Metro Zapata. Yo quise que arrancara 100 Años, 100 Zapatas el día 10, pero ya no se pudo.”

Concluye adelantando Kemchs sobre el anecdotario que redacta para el prólogo en la compilación del libro:

“No sé si ubiques que hace poco Andrés Manuel invitó en una de sus conferencias de prensa a un familiar de Emiliano Zapata, su nieto, quien tomó el micrófono y dentro de su lectura dijo que cuando el general Villa le ofreció a su abuelo la silla presidencial, él no la quiso aceptar por estar embrujada y que todos los que se sentaban ahí se embelesaban y no cumplían las promesas que antes habían jurado cumplir al pueblo. Me acuerdo que Andrés Manuel puso una cara así, como pensando: ‘¡Úuuta, pa qué invité a este cabrón…’!”