Sobre “Controlar el aparato educativo, pretensión de la CNTE”

Señor director:

En el número 2213 de la revista, que atinadamente dirige, correspondiente al 2 de abril de este año, los diputados federales que signamos la presente encontramos con sorpresa un artículo firmado por José Gil Olmos titulado Reforma Educativa: “Controlar el aparato educativo, pretensión de la CNTE”.

En dicho artículo se entrevista a Roberto Rodríguez y Alma Maldonado, investigadores de la UNAM, en el que se señalan inexactitudes y se expresan francas mentiras, tanto por el reportero como por sus entrevistados, con respecto a quienes no votamos a favor del Dictamen de Reforma Educativa aprobado el miércoles 27 de marzo por las comisiones Unidas de Educación y de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, sobre la iniciativa enviada por el Ejecutivo Federal el 12 de diciembre del año pasado.

Importa señalar que es falso que los diputados que votamos en contra seamos o hayamos sido dirigentes o parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación o de la Sección 22 del SNTE; tampoco es el caso de quienes votamos en abstención. De entre quienes votamos en estos sentidos, sólo caen en este supuesto los Diputados Irán Santiago Manuel y Azael Santiago Chepi. Nos extraña que no lo sepan o que no se hayan entretenido en verificar. El voto en contra y en abstención sobre el dictamen, no es un voto de la CNTE: de ella votaron con nosotros algunos diputados que han sido integrantes de ella, y otros votaron a favor.

Es falso también que quienes votamos en contra o en abstención del dictamen, lo hayamos hecho por intereses mezquinos o económicos, como de manera franca se afirma, dando razones que nada tienen que ver con nuestras razones: lo hicimos libremente y en conciencia, a partir de un análisis muy cuidadoso de la iniciativa enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y del dictamen que ha impulsado Esteban Moctezuma Barragán desde la Secretaría de Educación Pública, negociando con los partidos del Pacto con México en 2013, sin consultar a los diputados de la coalición que somos parte de la Cuarta Transformación y respaldamos las ofertas educativas de campaña del Presidente.

Este análisis lo realizamos en varias reuniones de trabajo con académicos de siete instituciones de educación superior de la talla de los siguientes doctores Ángel Díaz Barriga, Teresita Garduño, Hugo Aboites, Elsie Rockwell, Immanol Ordorika, Catalina Inclán, Manuel Gil Antón, Etelvina Sandoval, y Juan Manuel Rendón, entre otros, con el mayor compromiso y seriedad, con el objetivo de mejorar y defender la propuesta de la Cuarta Transformación, en contra de quienes han venido, incluso dentro del gobierno y la propia Cámara de Diputados la han traicionado, tratando de mantener la estructura creada por la mal llamada reforma educativa de Peña Nieto, traicionando su propia palabra de echarla abajo y no dejar ni una coma de ella. (Carta resumida.) 

Dip. Irán Santiago Manuel, Morena, Integrante de la Comisión de Educación. 

Dip. Idalia Reyes Miguel, Morena, Guerrero, Integrante de la Comisión de Educación. 

Dip. María Chávez Pérez, Morena, Michoacán, Integrante de la Comisión.

Dip. Azael Santiago Chepi, Morena, Oaxaca, Secretario de la Comisión.

Dip. Zaira Ochoa Valdivia, Morena, Veracruz, Secretaria de la Comisión.

Dip. Lorena del Socorro Jiménez Andrade, Morena, Jalisco, Secretaria de la Comisión.

Dip. Carmen Patricia Palma Olvera, Morena, Quintana Roo, Integrante de la Comisión de Educación.

Dip. José Luis Montalvo Luna, PT, Edo. Méx., Integrante de la Comisión de Educación.

Dip. Ana Ruth García Grande, PT, Baja California Sur, Integrante de la Comisión de Puntos Constitucionales.

Responsable de la publicación:
Cuauhtémoc Ibarra

 

Respuesta del reportero

Señor director:

En respuesta a la carta firmada por los diputados federales cabe precisar que ni los investigadores Roberto Rodríguez, Alma Maldonado, ni yo como autor de la nota citada hicimos referencia al trabajo y a la posición de cada uno de ellos en la aprobación en comisiones del Dictamen de Reforma Educativa el pasado 27 de marzo.

El texto se centra en la negociación de los maestros sindicalizados con la Secretaría de Educación Pública. De tal suerte que los comentarios y explicaciones que dan los legisladores en su carta no son pertinentes; sólo reflejan su posición y su proceder ante esta reforma constitucional que aún está pendiente de ser discutida y aprobada por el pleno de las cámaras de Diputados y de Senadores, la cual definirá el rumbo del proyecto educativo que impactará a miles de niños y jóvenes del país en los próximos años. 

Atentamente:

José Gil Olmos