En Tabasco, 8 meses de espera infructuosa para una simple renovación de pasaporte

Señor director:

En Tabasco, Kafka es el carnal de Marcelo Ebrard.

Hace ya ocho meses que hemos intentado renovar el pasaporte de mi esposa y la delegación estatal de la Secretaría de Relaciones Exteriores nos envía al limbo en donde la violación a los derechos humanos, la indefensión y el maltrato son el pan nuestro de cada día.

La primera cita fue el 30 de noviembre último. Seguimos esperando por una cuarta. Y hubo tres más en las que cada vez hacía falta algo que no se nos había indicado. Desde la segunda ocasión reiteramos que si se nos pedía claramente la instrucción, el trámite se haría.

Faltaba lo que “no te podemos decir”, “un alguito”, nos comentó una funcionaria. Tratamos de acudir a la delegada de la SRE en Tabasco, Zoila Margarita Ojeda Jiménez, quien nunca estuvo disponible y aun solicitándole audiencia de manera escrita (el 30 de enero pasado) no hubo respuesta alguna.

Hemos pospuesto ya tres viajes y existe afectación puesto que los viajes son de carácter médico. Al acudir a la Secretaría de la Función Pública, se nos levantó un acta en la cual se indica que “se nos informará lo conducente” (oficio OIC/AQ/615-2212/2019). Seguimos esperando…

Lo increíble, lo inverosímil, es que se trata de una renovación de pasaporte, aunque los empleados de la delegación de la SRE han argumentado: “…con tanto centroamericano que viene, ustedes tienen que probar que son mexicanos…”

Sí, esos que pasan por miles en la frontera sur no tienen que probar su identidad. Nosotros sí.

El guardagujas de Arreola existe para los mexicanos, no para los centroamericanos. Ellos sí tendrán dónde trabajar en Dos Bocas. Los tabasqueños no. Ellos no tienen fronteras. Nosotros sí. Se llaman burocracia, Relaciones Exteriores, Cuarta Deformación, carnal Marcelo…

Ebrard mientras tanto sueña con ser candidato a la Presidencia, cuando lo más difícil hoy, para los mexicanos, es la simple, llana y sencilla tramitación de la renovación de un pasaporte.

Mauricio Peredo

Villahermosa, Tabasco

[email protected]